El entrenador juzgado por abusos: «Fueron relaciones consentidas»

El entrenador de fútbol juvenil acusado de abusar de menores a los que entrenaba ha admitido ante el tribunal de la Audiencia de Barcelona haber mantenido relaciones sexuales con tres jugadores cuando tenían trece y catorce años pero ha asegurado que eran consentidas y que eran los menores que se lo pedían.

En su declaración esta mañana en el juicio recogida por Ep, que ha quedado visto para sentencia, Eduard L.E. ha alegado que cuando ocurrieron estos hechos, en 2007 y 2008, tenía solo 18 años, una "cercana edad" con los denunciantes, y ha asegurado que nunca intimidó o agredió a ninguno de los menores.

En un interrogatorio de la acusación particular y su abogado defensor, ya que el fiscal ha renunciado a interrogarle, el acusado ha asegurado que tras los hechos siguió su vínculo de amistad con los jugadores, que uno le siguió a su nuevo club cuando cambió de equipo, y que se iban viendo de nuevo en discotecas, además de que nunca le manifestaron ninguna animadversión.

Ha negado otros dos casos de presuntos abusos sexuales contra menores, uno al que conoció porque trabajaba en su discoteca en 2014, y otro al que entrenaba en 2015, y ha asegurado que tuvo una relación sentimental ese año con una menor que trabajaba para él, de 14 años, pero que ella le engañó asegurando que tenía 17, algo que ella corroboró en el juicio.

Ha pedido perdón

En su turno de última palabra, Eduard L.E. ha pedido "perdón" a los afectados por si había hecho algo mal pero ha defendido que pensaba que los menores también querían hacerlo.

Los tres jugadores que sufrieron abusos más reiterados confirmaron en el juicio que abusó sexualmente de ellos muchas ocasiones cuando eran menores -hasta 200, cifró uno de ellos ayer durante el juicio- y que les amenazaba y les daba collejas, además de hacerles regalos, mientras que un cuarto denunciante ha explicado que los abusos fueron al trabajar para él en una discoteca.

El fiscal pide para el acusado 84 años y medio de cárcel por tres delitos continuados de agresión sexual, un delito continuado de abusos sexuales, dos delitos de abuso sexual a menores de 16 años --uno continuado--, un delito de abuso sexual y un delito de captación de menor para pornografía.

Durante el juicio este viernes, el fiscal ha considerado que los hechos han quedado perfectamente acreditados y que no fueron "un simple abuso sino una agresión" porque hubo intimidación ya que el acusado les amenazó, les dio collejas y a uno llegó a cogerle del cuello.

El fiscal ha valorado la "extraordinaria gravedad de los hechos" cometidos por Eduard L.E. al valerse de su posición de superioridad al ser entrenador y aprovecharse de los sueños de los menores de jugar al fútbol --les llamaba 'Los Galácticos'-- y ha justificado que los hechos no se destaparan hasta 2016 porque los menores habían entrado en un proceso de negación defensiva.

«Demonización del acusado»

Precisamente este argumento ha sido esgrimido por la defensa para poner en cuestión la veracidad de las denuncias, ya que se presentaron todas a la vez en 2016 una vez los Mossos d'Esquadra abrieron investigación por el caso de uno de los menores, que denunció gracias al apoyo de un entrenador: "Así es fácil construir un modus operandi".

El abogado de Eduard L.E. ha lamentado la "demonización del acusado" cuando a su entender nunca hubo ninguna amenaza, ni intimidación ni violencia y las relaciones, cuando ocurrieron, fueron consentidas, y ha alegado que ninguno tiene secuelas psicológicas.

De hecho, ha puntualizado que en el 2007 cuando ocurrieron los supuestos abusos a tres menores la edad legal de consentimiento era de 13 años y que en el caso de la menor, engañó con la edad que tenía al acusado: "Fueron relaciones consentidas sin prevalimiento ni ninguna intimidación".

Ha alegado que los denunciantes han inventado parte de los hechos relatados y ha considerado la pena "desproporcionada" por los hechos que realmente ocurrieron.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.