El enredo de la reforma constitucional: «Aquí alguien miente»

Las conversaciones aún no han empezado pero el fuego cruzado de declaraciones está a la orden del día. Pedro Sánchez recordó ayer a Rajoy que, a cambio de apoyarle para aplicar el 155 en Cataluña, le hizo una promesa: abrir el diálogo para reformar la Carta Magna. Rajoy le respondió que, efectivamente, cumplirá su palabra, pero a su debido tiempo. Y hoy, en el Congreso, han opinado todos los faltaban, empezando por Podemos, que no ha perdido la oportunidad de lanzar su crítica contra los socialistas.

«Aquí alguien ha mentido a alguien», se cuestiónó el secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias, quien acto seguido, visto que las reuniones no arrancan, desarrolló su tesis. «O el PP ha mentido al PSOE o Pedro Sánchez nos ha mentido a los demás», explicó Iglesias, quien también recordó a los socialistas que la promesa de esa reforma consitucional marcó el apoyo del partido dirigido por Sánchez al 155 en Cataluña.

«No me gusta que el PSOE nos apunte cuál es su posición final antes de escuchar a los demás», consideró Rafael Hernando, portavoz del PP, quien pide ir paso a paso con un tema tan sensible como este: «En esta comisión vamos a ir a escuchar a los comparecientes y luego haremos nuestro diagnóstico de lo que funciona bien o mal». Además, Hernando, con su ironía habitual, también lanzó varias preguntas antes de dar su opinión: «¿Qué parte de la Constitución vamos a reformar? ¿En qué sentido? ¿Con qué consenso».

Él mismo se respondió, acto seguido. «Esto es lo que tenemos que dilucidar», pronosticó Hernando para luego afirmar que él «no ve problemas en la Constitución, sino soluciones», momento que aprovechó para citar la aplicación del 155: «Solucionó un grave problema».

«Indudablemente hay aspectos mejorables», reconoció el popular, quien dejó claro que las hipotéticas modificaciones no van a ir en la línea de premiar a las formaciones que lanzaron el órdago secesionista en Cataluña. «No es el camino adecuado», aseveró.

ERC: «Mi reino no es de este mundo»

En medio del embrollo, ERC, fuerza mayoritaria en Cataluña ha vuelto a rechazar que la reforma de la Constitución sea la solución a la crisis catalana. «Mi reino no es de este mundo», ha asegurado el portavoz republicano en el Congreso, Joan Tardà, dando a entender que no será ésa la vía qeu seguirá su grupo para alcanzar sus aspiraciones.

«Una reforma constitucional no es viable porque aunque los catalanes pensáramos de igual manera, siempre seríamos una minoría demográfica a merced del PP, Ciudadanos y el PSOE», ha subrayado. «En Cataluña hay una conciencia nacional», remachó.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, se ha negado a ejercer de «comentarista» sobre el acuerdo real alcanzado entre Sánchez y Rajoy pero sí ha querido defender que la Constitución debe reformarse, sin pensar en «complacer» a los nacionalismos.

«La actualización de la Constitución nos puede permitir 40 o 50 años más de estabilidad, de democracia», ha advertido. «Pero si se plantea como un premio a los que han dado un golpe de Estado o para apaciguar a los desleales no jugaremos a eso», ha advertido antes de pedir a los socialistas una «reflexión» sobre el tipo de reforma que están intentando impulsar.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.