El cierre americano lava la cara al mercado pero las bolsas siguen en resistencias

A vueltas con la extensión final del estímulo cuantitativo FED en una jornada en la que el dato del paro marcaba el punto de inflexión para la renta variable europea y sobre todo para los bonos. Pero el cierre estadounidense en los máximos de la jornada mitigó la sensación de debilidad que sigue imperando en las plazas europeas.

A vueltas con la extensión final del estímulo cuantitativo FED en una jornada en la que el dato del paro marcaba el punto de inflexión para la renta variable europea y sobre todo para los bonos. Pero el cierre estadounidense en los máximos de la jornada mitigó la sensación de debilidad que sigue imperando en las plazas europeas. El dólar con su nueva apreciación parece que vuelve a recuperar su correlación inversa con la renta variable, pero mantiene esta su inestabilidad. Las dudas que siguen reflejando los mercados de bonos son preocupantes y son señales de alerta que nos pueden marcar que aún nos queda mercado convulso para este verano. Veremos si la entrada en periodo de publicación de resultados permite concretar definiciones direccionales.

Técnicamente seguimos sin cambios, los rebotes no se han validado al no superar las resistencias y niveles claves para ello y los soportes no han cedido en los retrocesos. Se han cubierto algunos huecos dejados, pero en Europa faltan los importantes por cerrarse. En EE.UU. las resistencias están probándose y se han de superar de forma consistente para validar su ruptura
La semana se inicia con caídas generalizadas en las bolsas asiáticas, los futuros nocturnos americanos arrancan planos y ello apunta a una apertura en Europa levemente en positivo. Datos alemanes y Draghi vuelven a tomar el protagonismo ante la falta de referencias al otro lado del Atlántico.

El dólar está en la zona clave de soporte de los 1,2800, en las proximidades de los mínimos anuales que dejan entrever un patrón que puede tener un nuevo impulso correctivo importante. Pero está por ver que pueda pasarse en este ataque de nuevo al primer intento. Se queda de forma clara por debajo del soporte del canal y de la media móvil de 200 sesiones que queda como pivote y pasa a ser una zona de resistencia.

El soporte amenazado de los 1,2800 es el importante como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral a la baja si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500 y de ahí ya volveríamos entrar en zona correctiva con la mirada puesta en los 1,2200-1,2000.

Para validar cualquier intento de rebote la primera referencia de resistencia está en los 1,3000-1,3050 del que se ha alejado y después el nivel de los 1,3300 como primera prueba de fortaleza para atacar la zona más significativa de los altos anteriores. Y si logra pasar los 1,3400 de forma consistente las proyecciones nos llevan a buscar niveles en los 1,3500-1,3600 con su posible extensión hasta la zona de techos del canal que supondrían buscar niveles en los 1,3800 que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011. Parece que se han vuelto a complicar estas opciones.

El Dow Jones marcó nuevos avances y el cierre superó los máximos de las dos últimas semanas quedando de forma muy clara por encima cota de los 15.000 puntos. Acabó con un avance del 0,98% para acabar en los 15.135,84 puntos. El volumen fue bajo y aunque deja opciones para realizar un patrón de continuación del avance tenemos que ver ataques y cierres por encima de los 15.200 puntos para extender el rebote y plantear de nuevo las opciones de un escenario de avances. Si no se atacan los máximos quedaríamos más en un escenario lateral de corto plazo, al menos por los volúmenes que se están negociando que se han ido reduciendo.

El soporte a tener en cuenta si volvemos a tener correcciones lo tenemos los 14.700-14.500 puntos con una extensión hasta los 14.400 puntos para mantener sesgo impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Retrocesos algo más importantes pueden frenarse sobre los 14.200-14.000 puntos es el nivel a mantener a medio plazo para reflejar fortaleza en impulsos posteriores sino el panorama desde la perspectiva técnica ya se complica. Esta zona proyecta los 14.035 puntos de la media móvil de 200 sesiones que sigue con pendiente positiva y le refuerza como soporte. Por debajo puede marcar opciones negativas buscando la zona de los 13.500 puntos. La siguiente zona de soporte importante está en los 13.000-12.800 puntos marca la entrada en fase corrección a medio plazo. Por ahora este sigue como escenario de menor probabilidad y salvo un giro de peso del que por el momento no muestra ningún patrón lo mantenemos como marginal.

Tras el nivel de pivote de los 15.000 puntos, la primera resistencia está ahí de forma más persistente sobre los 15.200 puntos que hacemos extensiva hasta el nivel de los 15.350 puntos. Para apostar por más avances la resistencia sigue en la parte alta de la proyección con el tramo de objetivo completo en los 15.500 puntos. Superando esta referencia seguiríamos con el escenario de avances a medio plazo con la primera extensión sobre los 15.600-15.700 puntos buscando la proyección superior del techo del canal y mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo a medio plazo si no perdemos las zonas de soporte relevantes. Si no se logran superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección ahora alcanzada sobre los 14.500-14.000 puntos y estos 15.500 puntos como techo del mismo.

Publicidad
Publicidad

El Ibex35 no se libró de las correcciones, pero esta vez no fue el peor entre sus homólogos, pero una vez más se quedó sin superar la zona de resistencia para poder dar crédito de nuevo a los avances y tener opción de repetir un patrón gráfico como el del año 2004. Cedió un 1,67% y finalizó en los 7.868,40 puntos en las proximidades de los mínimos de la jornada empañando el efecto Draghi del jueves y estropeando el patrón de cierre semanal.

Mantenemos los 8.000 puntos como resistencia que tenemos extendida hasta el hueco dejado en los 8.100 puntos en confluencia con la media móvil de 200 sesiones en los 8.133 puntos que aplanándose será otro escollo más. Para restaurar el sesgo positivo dentro del rango necesita más apoyos y recuperar cierres por encima de los 8.250 puntos. Las siguientes referencias se escalan encima de los 8.450 puntos y la zona clave en el rango de los 8.600-8.800 puntos que es la resistencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo situado en los 9.000 puntos es la que nos activa el posible cambio de escenario a medio plazo con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento es por el que nos decantamos si se logran superar finalmente los 9.250 puntos ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos y en plazo temporal.

Publicidad

No hay cambios en la zona de soporte. A medio plazo para aguantar las opciones de escenarios impulsivos la zona de soporte importante está en el nivel de los 7.600-7.550 puntos que ha logrado resistir este primer ataque y el segundo en el que no fue alcanzado. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que por el momento se mantiene alejada la posibilidad del mismo aunque haya podido ganar más opciones por los retrocesos, pero seguimos sin apostar por él.

En portada

Noticias de