El barco del Lifeline llegará a Malta y parte de los 234 inmigrantes a Italia

El barco de la ONG alemana Lifeline atracará en Malta y una parte de los 234 inmigrantes rescatados que lleva irán a Italia, según ha declarado este martes el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

Conte ha explicado que el primer ministro maltés, Joseph Muscat, le ha confirmado en una conversación telefónica que el barco, que lleva cinco días esperando un puerto tras el rechazo de Italia, atracará en Malta y que «se investigará a la embarcación para averiguar su efectiva nacionalidad y si se han respetado las reglas de derecho internacional por parte de la tripulación». «Italia hará su parte y acogerá una cuota de inmigrantes que están en el Lifeline con la esperanza de que otros países europeos hagan lo mismo», ha subrayado Conte en un comunicado.

El mandatario italiano ha agregado que «coherentemente» con el principio de la propuesta avanzada en la pasada cumbre informal sobre inmigración por Italia «quien desembarca en las costas italianas, españolas, griegas o maltesas, desembarca en Europa».

El fundador de Lifeline, Axel Steier, ha dicho a EFE que la ONG está «más que contenta» con esta solución, a pesar de que no han recibido «confirmación todavía» por parte del Gobierno de Malta. Ha subrayado que, una vez que estas personas estén en tierra, deberá iniciarse una investigación para esclarecer «qué Estado fue responsable por incumplir las directrices de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobre personas socorridas en el mar».

«Barco fuera de la ley»

Por su parte, el ministro del Interior de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini, ha celebrado en Twitter que finalmente esta ONG vaya a desembarcar en Malta y no en Italia y ha asegurado que «este barco fuera de la ley será finalmente inmovilizado», después de atracar en la isla. «Para las mujeres y los niños que de verdad huyen de la guerra las puertas están abiertas, para todos los demás no», ha añadido.

El Gobierno maltés había explicado en una nota que se estaba evaluando esta posibilidad y anunció también que se estudiaría abrir una investigación respecto a la actuación del capital del barco. Según Malta, «ignoró las instrucciones dadas, de acuerdo con las reglas internacionales, por las autoridades italianas», cuando estas les indicaron que no intervinieran en el salvamento porque lo haría la Guardia Costera de Libia.

Malta ha agradecido «al presidente del Consejo Europeo (Donald Tusk) y al presidente de la Comisión Europea (Jean-Claude Juncker) su ayuda en este asunto». De forma paralela, La Valeta ha rechazado este martes la entrada en sus aguas del barco Aquarius, de SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, sin dar «ninguna explicación».

La situación de los 234 inmigrantes del barco de la ONG alemana Lifeline empezaba a ser desesperada tras cinco días esperando que les asignase un puerto a 30 millas de Malta. Debido al mal tiempo en las últimas horas, los inmigrantes están pasando frío ya que toda la ropa y mantas están mojadas, ha explicado a EFE Steier.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.