El Ayuntamiento dice que es legal el derribo de monolitos franquistas

El Ayuntamiento de Madrid defiende que todas las placas retiradas por su vinculación al Franquismo eran de titularidad municipal, ninguna tenía un grado de protección que requiriese el permiso de la Comunidad y ha defendido la urgencia de las actuaciones por las acciones judiciales a las que se enfrenta la capital por el incumplimiento de la ley.

Así lo ha explicado a los periodistas la concejal delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, que ha confirmado la retirada de tres monolitos -el monumento por el fusilamiento de ocho carmelitas en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo; la lápida dedicada al falangista José García Vara y el monolito al Alférez Provisional en la plaza de Felipe IV- y ha dicho que se seguirá en los próximos días con las actuaciones.

Celia Mayer anunció que retiraría cinco vestigios relacionados con el Franquismo y cambiaría el nombre de 30 calles en seis meses en el mismo pleno en que, a propuesta del PSOE, se aprobó elaborar en un plazo de cuatro meses un Plan de Memoria para que todo el callejero madrileño se adaptase a la ley.

La Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid ha abierto diligencias para averiguar si procede expedientar al Ayuntamiento de Madrid por la retirada de «vestigios» franquistas que ha realizado la corporación en los últimos días, una actuación que remitirá a la Fiscalía si observa indicios de delito.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.