Detienen en Ceuta a un reclutador de Daesh dispuesto a pasar a la yihad

La Comisaría General de Información de la Policía ha detenido esta madrugada a dos peligrosos miembros del Daesh en sendas operaciones realizadas en Ceuta y la localidad alicantina de Teulada. En la primera de ellas ha sido arrestado un español de origen marroquí de 49 años dedicado al adoctrinamiento y captación de muyahidines cuyo perfil, a juicio de los investigadores, era especialmente inquietante ya que había mostrado su deseo de hacer la yihad. En la segunda fue capturado un egipcio de 46 que organizaba los viajes de regreso a España de combatientes en Siria e Irak, precisamente el tipo de individuos que más preocupan a las Fuerzas de Seguridad.

La operación de Ceuta, en la que colaboró la Brigada Provincial de Información de la Ciudad autónoma y el Centro Nacional de Inteligencia, es continuación de otras cuatro en las que se ha golpeado una red de reclutamiento de muyahidines. La última intervención contra esta red salafista yihadista establecida en la barriada de El Príncipe se produjo en noviembre pasado, cuando fueron arrestadas la mujer del ahora detenido y otros tres individuos. El arrestado ayer, de nombre Ahmed, ya había sido detectado entonces como persona relacionada con ese grupo, pero mantenía un perfil bajo por lo que no fue detenido, según las fuentes consultadas por ABC.

A raíz de aquella operación, sin embargo, Ahmed comenzó a ganar protagonismo en ese trabajo de radicalización y tomó el relevo de los anteriores en la captación de jóvenes. Tenía predilección por aquellos que estaban en situación vulnerable. Después de ser sometido a vigilancia durante meses, los investigadores determinaron que era «una pieza esencial» de la trama.

El ahora detenido adoptaba una estética fundamentalista tanto en su aspecto físico como en su forma de vestir y su forma de actuar evidenciaba que estaba muy radicalizado. En su caso, aunque tenía un perfil en las redes sociales desde la que enseñaba a visionar páginas yihadistas sin ser detectados, su mayor actividad proselitista era cara a cara, como suele ocurrir con los tipos más duros.

Así, reproducía de forma reiterada gran cantidad de material del aparato de propaganda de Daesh donde se mostraban ataques terroristas o la ejecución de actos de martirio junto a su recompensa en el paraíso, y llegó a mantener reuniones con jóvenes dentro de su vehículo porque lo consideraba más seguro para evitar ser detectado.

«Tiene el perfil que más preocupa a las Fuerzas de Seguridad», dicen las fuentes consultadas por ABC: «Ya había manifestado a su entorno más próximo su intención de combatir en Siria e Irak, e incluso planeaba pasar una temporada en Marruecos o Bélgica para no levantar sospechas en caso de que se marchase de forma inesperada. Sabemos que gente así puede cambiar en el último momento de idea y decidir atacar en España, porque Daesh ya ha pedido llevar la yihad a todos los rincones del mundo. Por eso era importante detenerlo cuanto antes».

Pero es que además «ha mostrado un odio especial hacia todos los miembros de las Fuerzas de Seguridad, a las que considera responsable de las supuestas injusticias que sufren sus compañeros de yihad», sostienen las fuentes. Por todo ello, «se trata de un sujeto que está justo en el límite antes de pasar a la acción». Incluso, había llegado a agredir a policías nacionales durante una intervención en el barrio de El Príncipe y proferido en varias ocasiones amenazas directas a agentes policiales de la zona.

La Policía, que ha hecho la detención de madrugada, registró hasta las nueve y cuarto de la mañana la vivienda de Ahmed, en el barrio de Loma Colmenar, muy próximo al del Príncipe. Posteriormente el arrestado fue llevado a la Jefatura Superior de Policía a la espera de su traslado a Madrid.

Pero si el detenido en Ceuta tiene un perfil muy peligroso, el del egipcio arrestado por los agentes de la Comisaría General de Información de la Policía en Teulada (Alicante) no lo es menos. Este individuo, de nombre Heseam y 46 años, tenía asignada la misión de organizar el viaje de vuelta a España de los muyahidines y sus familias que estaban en Siria e Irak.

Además, este individuo aprovechaba su posición privilegiada dentro de la Comunidad Islámica de la provincia de Alicante para difundir entre la misma contenidos que ensalzaban los atentados cometidos por Daesh y menospreciando, de una forma especialmente cruel, el sufrimiento de las víctimas. Además, utilizaba las redes sociales para contruir su relato de odio con la publicación de vídeos en los que los líderes terroristas animan a hacer la yihad.

Sin embargo, su actividad más peligrosa era, como ya se ha dicho, la de organizar el regreso de los retornados. Les proporcionaba documentación falsa, les procuraba los lugares de tránsito y refugio y les ayudaba también a conseguir recursos económicos. «No traía a arrepentidos, sino a gente que había decidido abandonar Siria e Irak porque ya no recibían el mismo dinero de Daesh, o sufrían una situación de constante hostigamiento y decidían regresar a España porque también aquí pueden hacer la yihad», explican las fuentes.

Los investigadores de la Comisaría General de Información han podido comprobar que Heseam se había compromertido a traer desde Siria a una familia en la que uno de sus miembros, el padre, había muerto en combate. Para ello le iba a gestionar el transporte desde la zona de guerra hasta la frontera turca y luego proporcionaría la documentación falsa necesaria para que llegara a España.

Hay que recordar que hace unos meses una investigación en este caso de la Guardia Civil permitió detener a la mujer embarazada y al hijo de Kokito de Castillejos, el sanguinario terrorista muerto en un enfrentamiento en Siria. Les acompañaban otra señora, igualmente en avanzado estado de gestación y su hijo, cuyo marido también perdió la vida combatiendo.

Además, Heseam intentó conseguir de manera fraudulenta cartas de invitación para dos personas con antecedentes policiales por su conexión con Daesh con el objetivo de facilitarles la entrada en España, a donde llegarían procedentes de Egipto.

Con estas dos últimas detenciones, que han sido calificadas de «especialmente relevantes» por fuentes del caso consultadas por ABC, sn ya 159 los yihadistas detenidos por las Fuerzas de Seguridad en España y en el exterior desde que el 26 de junio de 2015 el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.