Damasco organiza «elecciones» con un alto el fuego a punto de colapsar

Carteles y más carteles. Las calles de Damasco son un mural al aire libre con los rostros de los miles de candidatos que se disputan hoy en las urnas los 250 asientos de la Asamblea del Pueblo, el equivalente al parlamento en Siria. De los 11.000 inscritos en un primer momento, finalmente han quedado 3.450, según datos de la Comisión Judicial Suprema para las Elecciones (CJSE), que informó de la apertura de 7.191 centros de votación en las áreas que están bajo el control del Gobierno en todo el país y en las que se concentra la mayor parte de la población. Solo las provincias de Raqqa e Idlib, bajo el control del grupo yihadista Daesh y Frente Al Nusra, brazo sirio de Al Qaida, respectivamente, están al margen de una jornada electoral cuya celebración coincide con el inicio de una nueva ronda negociadora en Ginebra, unas conversaciones que llegan con el acuerdo de alto el fuego en sus horas más bajas por los combates en Alepo.

Mientras la oposición tacha de «ilegítimo» el proceso electoral, Al Assad asegura que contarán con una «participación sin precedentes»

La oposición tacha de «ilegítimo» el proceso electoral y desde Naciones Unidas, el enviado especial para Siria, Staffan de Mistura, declaró en su visita del lunes a Damasco que solo le interesan «unas elecciones que cumplan los requisitos de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, es decir, las que tienen que organizarse en menos de 18 meses, ser supervisadas por la ONU y en la que participen los refugiados». Un punto de vista diferente al del presidente Bashar Al Assad que, en un encuentro con el senador ruso Dmitri Sablin, le transmitió que estas elecciones demuestran la «activa vida política del país» y adelantó una «participación sin precedentes del pueblo sirio».

«Nada cambiará»

Anas Joude no votará porque «es más de lo mismo, son unas elecciones de cara al exterior. El Gobierno trata de mostrar al mundo que el sistema funciona pese a los cinco años de guerra, pero son las mismas caras y mismos partidos de siempre. No cambiará nada». Este joven abogado lidera un grupo llamado Movimiento de Construcción Nacional y está a punto de volar a Suiza para tomar parte como miembro de la oposición nacional en un proceso negociador que está «en un momento crítico debido a la fragilidad del alto el fuego, si este colapsa adiós a todo lo avanzado hasta ahora». En todo caso, las elecciones no son una interferencia con el proceso negociador ya que «en el momento que haya acuerdo se puede disolver la cámara», asegura Joude.

Ginebra mirará más que nunca a Alepo, donde en las últimas jornadas la tregua de alto el fuego ha saltado por los aires

Ginebra mirará más que nunca a Alepo, la provincia del norte de Siria en la que en las últimas jornadas la tregua acordada el 27 de febrero en Suiza ha saltado por los aires. Las dos partes se acusan mutuamente de no respetar el acuerdo y a ello hay que sumar la actividad en la zona de Daesh y el Frente Al Nusra, los dos únicos grupos calificados como «terroristas» por la ONU y que están al margen de los acuerdos. El general ruso, Serguei Rudskoi, aseguró que «no está previsto ningún asalto sobre la ciudad de Alepo», tal y como temen los opositores, pero justificó las operaciones militares en el área ya que el Frente Al Nusra estaría tratando de cortar la ruta entre Alepo y Damasco. 

Pese a que el presidente Vladimir Putin anunció el repliegue de sus tropas, Rusia sigue muy presente en el campo de batalla y el ministerio de Defensa informó de la muerte de los dos pilotos de un helicóptero MI-28 tras «sufrir un accidente» en la provincia de Homs. También Irán ha reforzado su presencia militar para respaldar al Ejército sirio y, además de los paramilitares de la Guardia Revolucionaria, ha desplegado fuerzas regulares. Los cuatro primeros soldados iraníes han muerto esta semana en combate, según informaron medios de la república islámica.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.