Daesh publica las «esquelas» de los terroristas suicidas de Bruselas

El autodenominado Estado Islámico o Daesh ha publicado este miércoles en la última edición de su publicación propagandística Dabiq las «esquelas» de los terroristas suicidas de los atentados de Bruselas. Entre ellos, se encontraba quien había fabricado los explosivos de los ataquede París, Najim Laachraoui.

El artículo también atribuye la organización de la célula de Bruselas a los hermanos belgas El Bakraoui, también con un papel protagonista en la organización de los ataques de París.

Los imanes amenazados por Daesh

Por otro lado, el grupo yihadista ha publicado los nombres de 21 religiosos musulmanes que viven, en su mayoría, en Estados Unidos y el Reino Unido, a los que ha amenazado de muerte tras acusarles de ser «herejes», y aliados del «demonio y las naciones cruzadas» contra el islam.

En el último número de la revista del EI, Dabiq, editada en inglés, se publican las fotografías de seis de los religiosos a los que se les acusa de «alterar el significado» de los versículos coránicos para «alterar las creencias» de los verdaderos musulmanes.

En un artículo titulado: «Mata a los imanes de la herejía en Occidente», la revista concluye que hay dos maneras de vincularse con el «territorio del islam»: «Uniéndose a las filas de los yihadistas o haciendo la 'yihad' uno mismo con los recursos a su alcance (cuchillos, armas o explosivos) para matar a los cruzados y otros no creyentes y apóstatas, incluidos los imanes de la herejía».

Según el artículo, es una obligación matarlos a no ser que se «arrepientan públicamente de su herejía antes de ser aprehendidos».

Entre los imanes incluidos en esta lista negra hay dos de nacionalidad árabe, uno de origen asiático y el resto son en su mayoría estadounidenses, británicos y canadienses.

Según la visión simplista, extremista y maniquea que del islam hacen los yihadistas del Estado Islámico, todo aquel que no es musulmán es hereje y todo aquel musulmán que «rechaza una única orden de Alá» también es un hereje y, por lo tanto, su asesinato estaría justificado.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.