Covite denuncia las infracciones de ETB en su programa anti español

Desde la ley autonómica 5/82 de creación de la televisión pública vasca, Euskal Telebista, hasta el contrato de programación 2016-2019, pasando por el libro de estilo de ETB, la televisión pública vasca incumplió hasta 41 puntos de los distintos documentos que rigen su emisión con el programa «Euskalduna naiz, eta zu?» (Yo soy euskaldún, ¿y tú?), que se emitió el pasado 8 de febrero en el canal dedicado íntegramente a la programación en euskera. Así se desprende del informe que acaba de remitir el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) al Comité Europeo contra el Racismo y la Intolerancia.

Según el texto, se infringen nueve puntos de la Ley 5/82 y el decreto que la desarrolla, el 157/82, que suponen la fundación de la televisión pública vasca. De la normativa básica española sobre el sector de la comunicación audiovisual, la ley 7/2010, se incumple su artículo 4, que resalta «derecho a recibir una comunicación audiovisual plural».

Líneas internas

En clave más interna y propia de ETB, el programa incumplió, según Covite, seis líneas generales de programación, aprobadas hace tres años y medio. Y cinco de los estatutos de redacción de ETB, que son aplicables a los profesionales de la imagen y del sonido «que elaboran y difunden de forma directa todos los contenidos». El contrato programa de ETB 2016-2019 recoge los principios éticos de la ley 5/1982 y de la ley española de comunicación audiovisual, así como directivas europeas. De este texto se incumplen cinco apartados.

Pero quizá lo más flagrante sea el incumplimiento del libro de estilo de ETB, el documento básico que debe dirigir toda actividad periodística de los profesionales, tanto internos como externos. En este caso se incumplen nada más y nada menos que 16 puntos.

Así pues, la emisión del programa ?Euskaldun naiz, eta zu?? incumplió todos los documentos que rigen la buena práctica en un medio de comunicación y los propios de los medios públicos, que deben tener, si cabe, más cuidado y respeto por el ciudadano, que los medios privados. En el capítulo emitido el 8 de febrero, titulado «Espainia» (España) se preguntaba a distintos personajes vascos sobre la sensación que le producían los españoles, como si ellos no lo fueran. Eso sí, bajo la premisa de los locutores de que los españoles son «catetos, fachas, paletos o chonis». Los entrevistados consideraban que el himno o la bandera española daba asco e incluso provocaban náuseas.

Share del 2,8%

El informe de Covite explica que «según la consultora especializada Kantar Media, en su estreno obtuvo una audiencia de 27.000 espectadores, lo que representa un ?share? o cuota de pantalla del 2,8%». Se trata del capítulo más visto de la serie. La emisión anterior fue vista por tan sólo 6.000 personas.

Ante la polémica suscitada, la dirección de Euskal Telebista respondió de inmediato que los calificativos habían sido sacados de contexto: «Es una obra de humor y el vídeo resume un producto para la polémica y la ofensa a base de extractos completamente descontextualizados».

Pero lo cierto es que no hizo demasiada gracia. Ni tan siquiera a los partidos que amparan a la televisión pública vasca. El propio informe de Covite recoge cómo el Gobierno vasco rechazó el contenido de dicho programa mediante una declaración institucional en la que se afirmaba que «se trata de un programa cuyo contenido no comparte el Ejecutivo vasco». El propio Lendakari afirmó que «no solamente entiendo y comprendo, sino que como persona y como lehendakari hago mío el sentimiento de ofensa que muchos ciudadanos hayan podido percibir».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.