Carriles peatonales de un solo sentido que irán desde Sol a Gran Vía

Objetivo: evitar aglomeraciones, facilitar la movilidad de los viandantes y garantizar la seguridad ciudadana. Eso son los ejes de una novedosa medida que va a poner en marcha el Ayuntamiento de Madrid, que dirige Manuela Carmena, del 1 de diciembre al 7 de enero, ambos inclusive. No obstante, podría arrancar hoy, de ser necesario. Se trata de convertir las calles peatonales más céntricas de corazón de la capital en vías de un único sentido. Eso sucederá, en principio, con las de Preciados y Carmen, que serán exclusivamente de subida y bajada hacia la Puerta del Sol, respectivamente.

Por ellas transitan centenares de personas en estas fechas prenavideñas al ser una de las zonas comerciales por excelencia, una situación que se intensificará durante diciembre. En virtud del plan de movilidad peatonal, la calle de Preciados solo se podrá tomar desde la Puerta del Sol para ir hacia Callao. Por contra, quienes quieran acceder a Sol desde ese punto tendrán que ir por la del Carmen, que será de bajada. Una vez en el interior de cada una de ellas, podrán moverse de una a otra por las calles transversales.

De hacer cumplir esta iniciativa se se encargará la Policía Municipal. En cada una de las vías habrá agentes municipales ordenando el acceso. Si la afluencia es muy elevada se colocarán vallas, conos u otros elementos materiales con el fin de evitar el tránsito. Así lo indicaron a ABC fuentes policiales. Serán los viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas de festivos cuando Preciados y Carmen tengan una sola dirección al considerar, por experiencia de años anteriores, que dentro de los tres niveles de ocupación ?amarillo, naranja y rojo?, se alcanza el máximo. Eso determinará el número de efectivos que se habilitarán. Las restricciones comenzarán a las 17.30 horas.

Una de las características del plan de movilidad peatonal es que es abierto, con el fin de adaptarse a las circunstancias. Por ello, en función de lo que suceda, la hora de la restricción del tránsito de peatones, los días o las calles afectadas podría variar con el fin de descongestionar la movilidad. Y con ello, extenderse a otras calles como Arenal, Carretas, Postas...

Los funcionarios observarán desde edificios o puntos elevados si la aglomeración en un lugar es puntual o no para establecer las restricciones o medidas necesarias.

Control de aforo

No solo se regulará el aforo en la Puerta del Sol para cerrar la vía por razones de seguridad para evacuarla. En esta zona y en las inmediaciones se controlarán las actuaciones callejeras para comprobar que están autorizadas, que no hay muchas ni están muy juntas, ya que son puntos donde se concentran muchas personas, así como los puestos de venta de lotería y las terrazas, que podrán ser levantadas en caso de existir riesgo de colapso.

Uno de los espectáculos infantiles que más público atrae es el de Cortylandia, en la plaza de Celenque. Ahí, los agentes controlará el acceso con el fin de que no se supera la capacidad los días de nivel rojo. «Se hará igual que en las campanadas de Nochevieja y se impedirá el tránsito hasta el siguiente pase».

De cara a esta atracción se vigilarán especialmente las salidas de los aparcamientos situados en la plaza Celenque y San Martín. «Se trata de conjugar las compras, las visitas para ver la iluminación de Navidad o los puestos de la Plaza Mayor con la seguridad», concluyeron.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.