Canarias prepara medidas contra los daños del incendio de La Palma

El Cabildo de La Palma anunció el lunes la noticia que todo el mundo esperaba: en la isla de La Palma el incendio ya estaba controlado. Se terminó así la batalla contra las llamas que durante casi una semana ha sembrado el caos en la región, ha provocado la muerte de una persona y ha afectado a unas 4.700 hectáreas, sobre todo de pinares, ahora gravemente dañados.

El Gobierno de Canarias, aun así, sigue en combate contra los efectos del fuego: prepara ayudas urgentes para paliar y reparar los daños causados. El paso del incendio ha sido demoledor. El Ejecutivo explicó que el fuego ha provocado «cuantiosos daños en personas y bienes, así como en las infraestructuras, equipamientos, instalaciones y servicios públicos», según recoge la agencia Ep. También ha golpeado a la diversa vegetación de la isla, fuente de vida para el turismo rural. El mercado alemán, nacionalidad del artífice del fuego, era el plato estrella de la isla.

Todos contra los daños. El Gobierno, que prevé la «aprobación» inmediata de estas medidas, también pidió a las demás administraciones públicas competentes por razón de materia que remen en esta dirección. El presidente del Cabildo de la Palma, Anselmo Pestana, aseguró que la isla «activará medidas de emergencia de mejoras de algunas infraestructuras», según declaraciones recogidas por Ep. Uno de los objetivos: evitar peligros con la llegada del invierno en la zona, que arrastra dos años de sequía.

Algo ha pasado en La Palma que nadie quiere dar el dato oficial de metros reales quemados. 5.700 hectáreas, una vida, 300 profesionales, 165 efectivos de la UME, nueve autobombas, 2 nodrizas, 3 focas para incendios, 7 helicópteros y cuatro hidroaviones, ente otras unidades de las brigadas y agentes locales tanto de la Guardia Civil como del Ministerio de Medio Ambiente y cuerpos policiales, y una indeterminada cantidad de animales, domésticos mayormente, sueltos por las áreas de mayor relieve. El Gobierno de Canarias mantiene el nivel de alerta máxima de riesgo de incendios forestales para las islas occidentales y Gran Canaria, ante la previsión de aumento de temperatura a partir de hoy martes, que podría alcanzar el miércoles los 36 grados, con valores de humedad relativa muy bajos.

La autopsia judicial

Las autoridades se congratulan entre ellas; pero el apagón informativo no tiene nada que ver con la alegría y verbo fácil como el del pasado fin de semana, cuando dijeron que estaba todo controlado y no era cierto. También es verdad que ninguna central sindical o expertos de las fuerzas terrestres corrigieron tal afirmación. El fotógrafo Saúl Santos, que ha estado con las fuerzas terrestres, sentencia: «No quise estropear el mensaje positivo, pero la coordinación fue un desastre, incluso en ocasiones poniendo en peligro a las personas que trabajaban en la extinción».

Tras el fuego, comienza ahora la autopsia al incendio. Según ha podido saber ABC la detención del hippy alemán abre el camino a nuevas imputaciones. Ayer, el alcalde de El Paso, Sergio Rodríguez, dijo que alguna vez había visto a Scott S. V., pero que no tenía constancia de que estuviera viviendo en una cueva situada en el lugar donde se originó el fuego. Los palmeros quieren saber qué protocolo es ese que supedita un incendio a una cadena burocrática. Quizás el camino al infierno judicial palmero está adoquinado de malas intenciones como la aparición una plataforma que quiere fomentar el negocio de hidroaviones en las islas. Rodríguez añadió que «para eso están los jueces». «Hay que dejar esto en manos de quien corresponde y la gente tendría que estar contenta porque el incendio ya casi está controlado».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.