Bieito Rubido: 'El consenso hace de la Constitución una joya de la historia'

La inestabilidad del nuevo escenario planteado tras las elecciones ha provocado que los políticos jueguen en reiteradas ocasiones la carta de la reforma de la Carta Magna. Unos y otros intercambian propuestas sin concretar ninguna. Porque no hay consenso. Así lo ha explicado Bieito Rubido, director de ABC, que ha acudido a los cursos de verano de la UCM en El Escorial para defender el peso y la vigencia que, casi cuarenta años después, todavía conserva el texto constitucional. Lo ha hecho durante la ponencia «Opinión pública y Constitución», donde ha reincidido en la necesidad de conocer la historia para evitar cometer los errores anteriores a la Transición.

Citando a Thomas Jefferson y su postura sobre revisar la Constitución estadounidense cada tres décadas, Rubido ha asegurado que plantearse la necesidad de reformar la Constitución «no debe ser nada malo», pero también que «no puede hacerse desde la falta de consenso. Si vamos a hacerlo, primero deberá acordarse qué reformar, cómo reformarlo y, por último, cuándo hacerlo».

En este sentido, el director de ABC ha insistido en que la democracia está más legitimada cuando un texto no necesita ser continuamente revisado, sino solo cuando requiera hacerlo de manera «excepcional, en momentos determinados, y siempre desde el consenso, que es lo que hace de este texto una joya de la historia». Por eso rechaza la postura de algunos políticos, que plantean cambios «a la ligera», aludiendo a la reforma federal por la que aboga el líder socialista Pedro Sánchez, «ya que nunca se traduce en nada». «Me llama la atención la frivolidad con la que se aborda este debate, con falta de rigor y sin propuestas concretas de la reforma en sí», ha sentenciado Rubido, para quien se deben tener «más lecturas, más debates sobre qué reformar y menos mentiras».

Sin embargo, el director del diario ABC no descarta la necesidad de revisar ciertas disposiciones que, con el paso del tiempo, se han quedado algo desfasados. Así lo ha defendido al referirse al artículo 57 de la CE, sobre el privilegio del varón sobre la mujer en la sucesión a la Corona, pues reconoce que resulta ya «anacrónico».

«La Constitución española es el texto más progresista y democrático desde hace 200 años. Si hay que reformarla, concretemos cuándo, cómo y para qué», ha reincidido, ya que ve inviable hacer «una especie de enmienda a la totalidad, pues sería irresponsable no solo con nosotros, sino con nuestros herederos».

En un discurso en el que recalcó la importancia de conocer la historia para evitar caer en los mismos errores que nuestros antepasados, el director de ABC ha señalado, haciendo un paralelismo con la Transición y también recordando la «desgracia» de la Guerra Civil, que «el aprendizaje no es volver a la confrontación sino buscar el pacto a pesar de las diferencias ideológicas. El pacto es lo más sano porque implica cesión», como hicieran en 1978 partidos políticos tan poco afines entre sí como el comunista, el socialista, UCD, los nacionalistas catalanes o Alianza Popular, «interviniendo todos» y obteniendo como resultado «uno de los mayores éxitos de la democracia, la Constitución».

Por último, durante su ponencia en los cursos de verano de la UCM, ha insistido en que «se puede cambiar la CE» pero, citando a Torcuato Fernández-Miranda y su «de la ley a la ley», ha explicado que para hacerlo no se debe en ningún caso eludir lo recogido en la Carta Magna, a la que calificó de «texto sagrado».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.