Baleares llega a un acuerdo para saldar la deuda del Palma Arena

La portavoz del Gobierno balear, la socialista Pilar Costa, ha anunciado este viernes que el Ejecutivo regional ha llegado a un acuerdo económico con la Unión Temporal de Empresas (UTE) que construyó el velódromo Palma Arena hace diez años. Dicha UTE reclamaba judicialmente al Govern 29,3 millones de euros aún pendientes de pago, si bien tras el acuerdo alcanzado el abono será finalmente de 22,4 millones, lo que supondrá un ahorro para las arcas autonómicas de 6,9 millones de euros. Los pagos se prolongarán por espacio de tres años.

Cabe recordar que la construcción del Palma Arena fue adjudicada en 2006 a una UTE formada por Fomento de Construcciones y Contratatas (FCC) y Melchor Mascaró. En aquel momento el presidente balear era el popular Jaume Matas , que fue quien promovió dicho proyecto. El velódromo fue inaugurado en marzo de 2007, días antes de que se celebrase en sus instalaciones el Mundial de Ciclismo en Pista de aquel año.

El presupuesto inicial de las obras había sido de 47,7 millones de euros. Sin embargo, los costes financieros y las sucesivas modificaciones del proyecto originario provocaron que ya en mayo de 2007, cinco días antes de las elecciones autonómicas, se acordase contar con un presupuesto complementario de 35,6 millones de euros. En la actualidad, se estima que el Palma Arena podría haber costado finalmente unos 110 millones de euros.

Tras los comicios de mayo de 2007, el socialista Francesc Antich relevó a Matas al frente del Ejecutivo regional, gracias al acuerdo suscrito en aquel momento entre el PSOE, la coalición rojiverde BLOC y UM. El nuevo consejero de Deportes, Mateu Cañellas (UM), dio a conocer en septiembre de aquel mismo año que las cuentas sobre el coste del Palma Arena estaban siendo auditadas, ya que se creía que había costado el doble de lo previsto en un principio.

Poco después de aquel anuncio, el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach y el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, iniciaron una investigación para ver si se habrían podido producir irregularidades en ese proyecto. Así nació el caso Palma Arena, que con el tiempo acabaría dando lugar a un total de 27 piezas separadas, incluido el caso Nóos.

En su comparecencia de este viernes ante los medios, la portavoz del tripartito que preside la socialista Francina Armengol ha señalado que «desde el Govern lo que hacemos es resolver de la manera más beneficiosa posible para nuestra Administración una de las grandes hipotecas de la mala gestión del Gobierno del Partido Popular que presidía el señor Matas». En ese contexto, Costa ha recordado que «aún queda pendiente» de resolución la parte penal, que se sigue instruyendo por parte de Castro.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.