Así operaba la red de venta ilegal de carne de caballo adulterada para su consumo humano

En el marco de una operación que coordina la Europol en cinco países europeos, además de España, la Ucoma (Unidad Central Operativa Medio Ambiental) del Seprona de la Guardia Civil mantiene abierta una operación contra una red que se dedicaba al «sacrificio y posterior distribución para el consumo de ganado equino», según informan a este periódico fuentes de la investigación. Como resultado de la operación, que proseguirá con más detenciones hasta la semana que viene, cuando se levante el secreto de las actuaciones, apuntan las mismas fuentes, hay 25 arrestados en todo el país, ocho de ellos ya en prisión por orden de un juez de Ponferrada (León).

De acuerdo con estas fuentes de toda solvencia, «en principio no hay riesgo para la salud de las personas que hayan consumido esa carne, comercializada como si fuese carne de un equino de abasto, porque su crianza resulta mucho más barata, aunque se está a la espera de recibir los resultados del laboratorio». La «veda» salta cuando «se detectan determinadas irregularidades» «en ejemplares criados para el ocio y la práctica deportiva, y cuyo destino de la carne nunca es el ciclo de consumo», explican a ABC. No obstante, desde el Colegio de Veterinarios de Madrid se muestran menos cautos a la espera de los resultados del laboratorio, porque «la carne podría estar en muy mal estado, ya que los caballos criados para la práctica deportiva suelene estar tratados con determinantes sustancias no aptas para el consumo humano». Además, añaden, esos ejemplares no pasan los mismos controles veterinarios y sanitarios que los equinos de abasto, sometidos a rigurosos exámenes para que puedan acabar en las carnicerías.

Las actuaciones, en el marco de la operación «Gazel», están instruidas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ponferrada (León), ya que en dos municipios de la comarca de El Bierzo, Astorga y Toreno, se encuentran los dos mataderos desde los que se detectó el sacrificio de caballos con la intención fraudulenta de vender su carne en los circuitos de consumo convencionales, no tanto en España, como sí en Bélgica, Italia, Rumanía, Holanda y Francia.

Medicados de manera ilegal

Agentes de la Europol se personaron el pasado martes en ambos mataderos y requisaron en el registro de las instalaciones numerosas muestras y documentación relativa a clientes de ganadería equina de los centros. Ambos ayuntamientos leoneses, que tienen la competencia de las respectivas instalaciones cárnicas, descartan un problema sanitario, habiéndose centrado el despliegue policial «en buscar medicación ilegal para caballos y la documentación de la venta de caballos indebidamente identificados», señalaron los consistorios. La red de fraude de carne de caballo habría inyectado sustancias y medicamentos prohibidos a los equinos. Se han practicado registros en otros mataderos, de Monforte deLemos (Lugo), Villarramiel (Palencia) y Palencia capital, así como explotaciones ganaderas de Tapia de Casariego, Arriondas y Ribadesella (Asturias), entre otros.

Los agentes detectaron que la trama ?a cuyos integrantes se les imputan los delitos de falsedad documental, blanqueo de capitales, contra la salud pública y pertenencia a organización criminal? manipulaba incluso la procedencia del animal, y utilizaba ejemplares robados o enfermos para vender su carne para el consumo, una vez sacrificados.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.