Amenazas creíbles

Pedro Sánchez amenaza a los españoles. Cuidado con lo que voten, porque si optan por algo que no le guste a este jefe de Gobierno, les puede aplicar medidas de emergencia. Precisamente esas medidas que no aplica donde su juramento y su deber le obligaría a hacerlo, contra los golpistas enemigos de la Constitución y de España. Con estos, por el contrario, mantiene negociaciones a espaldas de la ciudadanía que se tiene que enterar por los golpistas de la Generalidad de qué tratan con el jefe del Gobierno de España. Pero si los españoles deciden votar una opción para acabar con las infames leyes de ideología de género, con la violación sistemática del precepto constitucional de la igualdad de todos los españoles y con la intoxicación permanente de la justicia con consideraciones ideológicas, Sánchez puede decretar cualquier cosa. Porque se comporta como un caudillo antillano que se otorga 15 días de vacaciones en Navidades con medios del Estado. Y convierte en secreto de Estado los ingresos de los enchufes que granjea para su mujer. Este hombre es capaz de imponer cualquier medida extraordinaria que impediría las elecciones generales. Las terroríficas similitudes de Sánchez con los golpistas clásicos del izquierdismo dan lugar a todo.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.