50.000 atrapados en una estación en las vacaciones del año nuevo lunar

La ola de frío que azota a China ha provocado fuertes nevadas en el centro del país que han interrumpido el servicio ferroviario y atrapado a unas 50.000 personas en la estación sureña de Cantón (Guangzhou), donde los trenes sufren retrasos de hasta seis horas. La mayoría de estos pasajeros son emigrantes rurales que trabajan en las fábricas de la provincia de Cantón (Guangdong) y se disponían a volver a sus casas con motivo del año nuevo lunar, que empieza este lunes bajo el signo del mono. Durante estas fechas, las únicas en las que los emigrantes rurales vuelven a sus casas para reunirse con sus familias, en China se registran más de 3.000 millones de desplazamientos, de los que 300 millones son en tren.

Según informa la agencia estatal de noticias Xinhua, 175.000 pasajeros tenían que haber partido de la estación de Cantón el martes, pero la demora en las salidas obligó a muchos de ellos a permanecer durante horas haciendo colas en las inmediaciones del edificio. Para evitar problemas y aliviar esta congestión humana, las autoridades han movilizado a más de 6.000 policías y ordenado a los autobuses y taxis que eviten la zona de la estación, lo que fuerza a muchos pasajeros a caminar hasta media hora acarreando sus maletas y bultos.

A tenor del ?Diario del Pueblo?, altavoz oficial del régimen, la multitud llegó a alcanzar las 100.000 personas el lunes por la noche. Durante las últimas horas, el número de pasajeros que aguardan para tomar sus trenes ha disminuido hasta los 50.000 o 38.000, según distintas estimaciones de la agencia Xinhua y la Corporación de Ferrocarriles de Cantón, respectivamente.

Con viajes que en muchos casos duran casi dos días, las vacaciones del año nuevo chino provocan el mayor movimiento de población del planeta. Junto a los emigrantes que trabajan en las grandes ciudades y regresan a sus pueblos, destacan los estudiantes y también los turistas, aunque la mayoría de estos últimos optan por viajar en avión o en coche, mientras que los primeros lo hacen en tren o autobús por ser más barato. El grueso de tan peculiar ?Operación Salida? tiene lugar durante estos días, pero los desplazamientos comenzaron el pasado 21 de enero y durarán durante las dos próximas semanas.

En 2008, las fuertes nevadas caídas en el centro de China atraparon a un millón de personas en la estación de Cantón y obligaron a 11 de los 19 millones de emigrantes rurales que trabajaban en esta provincia a pasar el fin de año lunar en sus fábricas. Este año, las autoridades chinas confían en que el cuello de botella en que se ha convertido la estación cantonesa se despeje durante los dos o tres próximos días, cuando remitan las nieves en el centro del país. Lo que está por ver es si muchos de los pasajeros que sufren retrasos llegan con tiempo a sus hogares para celebrar con sus familias la entrada en el año del mono el domingo por la noche.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.