Cómo financiar las compras navideñas sin caer en tipos usureros

Elegir un tipo de financiación adecuado es esencial para evitar pagar intereses usurarios

El aumento de gastos en Navidad y la subida de precios producida por una inflación que ronda el 7 por ciento generan la tormenta perfecta que obliga a muchos ciudadanos a financiar sus compras navideñas.

En estos casos, elegir un producto de financiación adecuado es esencial para evitar pagar intereses usurarios, aquellos que rondan el 23 por ciento.

Publicidad

Además, “optar por un mal producto puede encarecer las compras navideñas hasta un 63 por ciento”, advierte Estefanía González, portavoz de finanzas personales del comparador Kelisto.

Para evitarlo, los expertos aconsejan que la mejor forma de financiarlas es a través de tarjetas de crédito con forma de pago a fin de mes, ya que esta operación está exenta de intereses y de comisiones, por lo que su coste real es del cero por ciento TAE.

Préstamos personales, la mejor opción para plazos prolongados

El problema de las tarjetas de pago a fin de mes es que ofrecen un aplazamiento muy limitado, por ello, en caso de necesitar plazos más prologados, una buena opción son los préstamos personales,hasta un 38 por ciento más baratos que si se financian con una tarjeta de crédito usando el pago fraccionado”, señala Estefanía González.

Los mejores préstamos del mercado que exigen vinculación bancaria tienen un tipo de interés nominal (TIN) a partir del 3,99 por ciento y los que no la exigen del 4,45 por ciento.

Unos tipos menores que los de las tarjetas de crédito. Las más baratas del mercado permiten aplazar las compras a partir de un TIN del 5,86 por ciento, aunque si se opta por una sin vinculación bancaria esta cifra sube hasta el 7,70 por ciento.

Publicidad

Para demostrar la ventaja de los préstamos sobre las tarjetas, Estefanía González pone el ejemplo de una familia que necesita una financiación de 542 euros para sus compras navideñas.

Publicidad

En este caso usar la tarjeta de crédito con pago fraccionado obligaría a desembolsar de media 50,7 euros en intereses, frente a los 31,04 euros que cobrarían los préstamos personales.

No obstante, aunque los préstamos personales son más baratos que las tarjetas, Antonio Gallardo, experto financiero de Banqmi, reconoce que tienen un inconveniente: “No son un producto que se comercialice mucho para Navidad y suelen cubrir esencialmente compras de cuantía importantes".

Otra forma de pagar menos intereses es "preguntar en el establecimiento en el que queremos realizar la compra si tiene algún tipo de financiación”, recomienda Javier Mezcua, experto en finanzas personales del comparador Helpmycash, ya que “algunos establecimientos permiten financiar las compras sin intereses ni comisiones".

Publicidad

Evitar la usura

El primer paso que debe dar un comprador para evitar pagar intereses desproporcionados al financiarse es informarse sobre el producto que va a contratar, entender bien qué condiciones exige y elegir el más barato y que mejor se adapte a sus circunstancias económicas.

Para ello, "es clave leer el contrato, fijarse en cuál va a ser el interés de la operación y preguntar cuánto se pagará en total", aconseja Mezcua.

Otro aspecto fundamental es el plazo, ya que cuando más se tarde en devolver el dinero, más intereses se pagarán. Por ello, es importante escoger una cuota mensual alta y asumible para reducir el plazo al máximo.

Pero la mejor medida para esquivar la usura, a juicio de Antonio Gallardo, es "huir de los minicréditos y de los créditos rápidos".

Publicidad

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de