El euríbor de julio se acerca al mínimo histórico: ¿qué hipotecas se abaratarán?

El euríbor baja por segundo mes consecutivo en julio y abaratará las hipotecas con revisión anual

Tras bajar en junio, el euríbor cierra julio con un nuevo descenso. Y es que la media provisional de este índice, en su modalidad a un año, es del -0,49 por ciento; muy cerca de su mínimo histórico (-0,50 por ciento de enero de 2021).

Esto beneficiará a los que tengan una hipoteca variable cuyo interés se revise en las próximas semanas, pues podrán pagar unas cuotas más asequibles.

Publicidad

Sin embargo, desde el comparador financiero Helpmycash afirman que solo notarán una rebaja de sus mensualidades aquellos a los que se les actualice el interés cada 12 meses

Las hipotecas revisadas anualmente se abaratarán 

El tipo de interés de las hipotecas variables, por norma general, se actualiza semestral o anualmente.

Cuando llega la fecha de la actualización, el banco toma el último valor registrado por el índice al que esté referenciado el préstamo (normalmente el euríbor) y lo usa para calcular el interés a aplicar hasta la próxima revisión.

Así, si el tipo es más bajo, las cuotas del crédito serán más baratas, mientras que si es más alto, su importe se encarecerá. 

Publicidad
Publicidad

En julio de 2020, el euríbor cotizaba al -0,27 por ciento, un valor muy por encima del -0,49 por ciento que se registra ahora de manera provisional.

En consecuencia, los hipotecados con revisión anual a los que se les actualice el interés en las próximas semanas notarán una importante rebaja en sus cuotas mensuales. 

Pongamos, por ejemplo, que le toca revisión anual a un cliente con una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años y con un interés de euríbor más 1 por ciento.

Según los cálculos de Helpmycash para finanzas.com, tras actualizarse su tipo de interés, las cuotas se abaratarían en casi 14 euros al mes, por lo que se ahorraría un total de cerca de 170 euros el próximo año. 

Las hipotecas con revisión semestral, ligeramente más caras 

Menos suerte tendrán, sin embargo, los hipotecados a tipo variable con una revisión semestral en las próximas semanas.

Y es que hace seis meses, en enero de 2021, el euríbor alcanzó su mínimo histórico del -0,505 por ciento. Por tanto, como es lógico, pasarán a tener un interés más alto y sus cuotas se encarecerán ligeramente. 

Publicidad

Siguiendo con el ejemplo anterior, esa hipoteca media de 150.000 euros a 25 años y con un interés de euríbor más 1 por ciento se encarecería en torno a un euro al mes tras la revisión semestral (casi seis euros a pagar de más el próximo semestre).

Aun así, teniendo en cuenta que este índice registrará en julio su tercer valor mínimo histórico, el importe de las mensualidades sería muy asequible. 

Euríbor bajo cero a corto plazo 

La nueva bajada del euríbor beneficiará a los hipotecados a los que se les revise el contrato próximamente, pero ¿qué pasará con los que tengan la actualización más adelante?

A corto plazo, dada la intención del Banco Central Europeo (BCE) de mantener sus tipos de interés en el cero por ciento, todo apunta a que este índice cotizará en valores muy bajos tanto este año como el siguiente. 

Publicidad

Esa es la previsión de expertos en la materia, como los del departamento de análisis de Bankinter.

Prevén que el euríbor cierre 2021 con un valor medio del -0,50 por ciento. Para 2022, su predicción es que este índice cotice a una media del -0,41 por ciento, mientras que en 2023 creen que podría subir hasta el -0,26 por ciento. 

A más largo plazo, en cambio, es difícil aventurar qué podría pasar, pues según los analistas de Helpmycash, todo dependerá de si la inflación sube o no.

Así, si la economía europea mejora y la inflación comunitaria supera el 2 por ciento dentro de unos años, quizá el BCE se anime a subir sus tipos, lo que provocaría un aumento del valor del euríbor. 

Publicidad

No obstante, si la economía de la eurozona sigue estancada varios años más y se mantiene la inflación por debajo del 2 por ciento, es posible que este índice se mantenga en valores bajo cero.

En consecuencia, habrá que esperar a ver cuál es la situación financiera de los países europeos tras la pandemia para poder hacer una previsión más fiable.

En portada
Publicidad
Noticias de