Casi 2.000 personas optan a la bolsa de trabajo de auxiliar de información

Un total de 1.900 personas están convocadas mañana para someterse al examen de acceso a la bolsa de trabajo de[…]

Un total de 1.900 personas están convocadas mañana para someterse al examen de acceso a la bolsa de trabajo de 50 auxiliares de información de la Diputación de Valencia, cuya función será prestar servicios de atención telefónica y telemática en materia de gestión tributaria e información general.

Se trata de un servicio hasta ahora privatizado que la corporación quiere revertir con el objetivo de controlar directamente la gestión y "garantizar un empleo de mayor calidad, más garantías y un mejor servicio de atención a los ciudadanos", según ha manifestado el diputado de Modernización, Ivan Martí, en un comunicado.

"Esta bolsa permitirá incrementar el número de operadores, reducir los tiempos de espera y mejorar la calidad del servicio mediante la recuperación de la gestión y el fin de la externalización", ha destacado.

Ivan Martí también ha explicado que el propósito del área que dirige radica en "conseguir llegar a la gente a través de todos los canales", tanto medios telemáticos como redes sociales, atención telefónica y presencial.

"En los últimos años, la Diputación ha practicado un gran número de externalizaciones de servicios mediante contratos y asistencias técnicas, muchas veces con la coartada de la falta de personal y la supuesta imposibilidad de prestar estos mismos servicios directamente", ha explicado.

En este sentido, ha afirmado que ahora "se está desarrollando el proceso inverso", y ha asegurado que "ya se han dado algunos pasos en esta dirección".

En concreto, ha subrayado que la convocatoria de una bolsa de auxiliares de información "supone un paso más en esta misma línea de recuperación de servicios, ya que los prestará personal de la propia Diputación de Valencia".

Los beneficiarios de la bolsa se encargarán de dos servicios que hasta ahora estaban contratados a empresas externas: el de información general, llamado Diputació en Directe, y el de información tributaria.

Publicidad
Publicidad

La primera fase del proceso de selección consistirá en resolver por escrito una serie de preguntas de carácter práctico, mientras que la segunda incluye la baremación de méritos.

En este sentido, se tendrá en cuenta haber ocupado puestos de trabajo relacionados con la información y la atención al usuario, haber realizado cursos de formación y perfeccionamiento, así como el conocimiento de idiomas.

En cuanto a las cuestiones de la prueba escrita, estarán relacionadas con las funciones propias del puesto de trabajo a desempeñar, como los servicios que presta la Diputación y su localización, conceptos básicos de la atención al público, gestión de contenidos web, conocimientos básicos en ofimática y microinformática y conocimientos de legislación y procedimiento tributario.

Publicidad

En concreto, se harán preguntas relacionadas con la gestión de trámites sencillos solicitados por los contribuyentes, como información sobre trámites y fechas de pago, solicitud de documentos de ingreso o pago, informes de situación y servicios facilitados por la oficina virtual tributaria de la Diputación de Valencia, entre otros.

.

En portada

Noticias de