Alemania necesitará hasta 3 millones de trabajadores cualificados para 2030

El Gobierno alemán aprobó hoy un plan para la formación de trabajadores cualificados destinado a paliar el déficit en su[…]

El Gobierno alemán aprobó hoy un plan para la formación de trabajadores cualificados destinado a paliar el déficit en su mercado laboral, que según estimaciones actuales podría ampliarse hasta llegar a tres millones de puestos vacantes para 2030.

El proyecto, elaborado por el Ministerio de Trabajo que dirige la socialdemócrata Andrea Nahles, advierte de los efectos del envejecimiento de la población activa y apuesta por incrementar la presencia de la mujer en puestos cualificados.

El déficit de mano de obra cualificada tratará de paliarse con población activa radicada en Alemania, explicó la viceportavoz del Gobierno, Ulrike Demmer, pero también con la incorporación al mercado laboral de ciudadanos europeos comunitarios.

La incorporación a estos puestos de inmigrantes de otros países o personas llegadas como refugiados no se considera posible "a corto o medio plazo", advirtió la portavoz, ya que su integración en la sociedad y mercado laboral alemán precisa de un periodo algo más amplio.

Según un estudio del instituto de investigaciones Prognos, citado por el Ministerio de Nahles, se estima que el déficit de trabajadores cualificados llegará a los 3 millones en 2030 y que seguirá creciendo los años siguientes, hasta situarse en los 3,3 millones para 2040.

El estudio recomienda al estamento político y al empresariado invertir en la formación de mano de obra dentro del país y advierte de que los ámbitos afectados por la trabajadores cualificados se extienden prácticamente por todos los sectores de la economía pública y privada.

Según el autor del estudio, Oliver Ehrentraut, el envejecimiento de la población laboralmente activa no se paliará a corto plazo, sino que se agravará.

Se calcula que para 2040 la población en edad de trabajar se reducirá en Alemania en un 10 %, de lo que se resentirán principalmente el sector de la electrónica, la energía y el digital, pero también el sanitario -desde médicos a personal auxiliar-, la contabilidad y los servicios.

Publicidad
Publicidad

El estudio estima que los padres deberían reincorporarse al trabajo lo antes posible tras un permiso o excedencia por razones familiares, ya que prolongarlas puede reportar necesidad de readaptarse con nuevos cursos de formación al ámbito que dejaron.

Los desafíos sociales y laborales que plantean estos déficit son "enormes", destaca el texto del Ministerio del Trabajo, donde la ministra Nahles llamar a actuar con celeridad para evitar que se acabe generando un problema endémico en el mercado laboral alemán.

En portada

Noticias de