Torrelavega reabrirá tráfico el jueves calle próxima al edificio desalojado

El Ayuntamiento de Torrelavega estudia reabrir al tráfico a partir del jueves la calle José María de Pereda, cerrada por precaución tras las grietas aparecidas en un edificio que fue desalojado, una vez se proceda al apuntalamiento exterior del inmueble por parte de los propietarios.

En rueda de prensa, el concejal de Obras, Javier López Estrada, ha detallado hoy que técnicos municipales y propietarios se han reunido para analizar la evolución de los testigos colocados el pasado viernes en el inmueble, los cuales no han constatado la presencia de nuevas gritas.

Además, los propietarios han procedido a designar a un director de obra para al apuntalamiento exterior del inmueble, para lo que se ocupará parte de la acera más próxima al inmueble y también de forma parcial tramos de las calles La Paz y Santander, trabajos que se podrían prolongar desde hoy y durante unas 48 horas.

Según ha detallado, se mantiene el control cada dos horas de los testigos colocados el pasado viernes, mediante un plan de vigilancia que se mantendrá hasta concluir el apuntalamiento exterior.

De cara al futuro, se procederá junto a los representante de la propiedad a determinar una solución definitiva al problema de inestabilidad, ya que por precaución las viviendas de los pisos superiores fueron desalojados, al igual que la oficina bancaria de los bajos y un bar situado en el otro extremo del edificio.

El Ayuntamiento de Torrelavega ordenó a primera hora de la tarde del viernes el desalojo de este inmueble situado entre las calles La Paz y Santander, en su confluencia con José María de Pereda, como medida preventiva ante la aparición de nuevas grietas en varias partes del edificio, acompañadas de crujidos en los distintos pisos.

Fuentes municipales explicaron entonces que el inmueble estaba siendo observado desde hace varios meses por técnicos del Ayuntamiento de Torrelavega, una vez se detectaron los primeros problemas de estabilidad, además de ordenar el apuntalamiento de algunas partes.

Hace un mes los propietarios llevaron a cabo obras de refuerzo de la estructura mediante el inyectado de hormigón en los cimientos, con el fin de mitigar los problemas de estabilidad y las grietas que habían aparecido hasta entonces.

Las nuevas grietas y crujidos fueron detectados poco antes del mediodía del viernes por los empleados de la entidad bancarias, que dieron aviso al Ayuntamiento, el cual procedió al vallado de la zona para evitar riesgos a los peatones por caías de elementos de la estructura.

Por otra parte, ayer fue acordonado parte de la fachadas principal de un edificio situado en la plaza González Trevilla, conocida de forma popular como Pequeñeces, al aparecer grietas en un pilar, al parecer debido a filtraciones de agua.

López Estrada ha confirmado que técnicos municipales también llevan a cabo un seguimiento de este problema para ver la evolución de las grietas y adoptar junto a los propietarios las medidas que sean necesarias.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.