El euro/dólar acecha niveles que apuntan a cambios

Si la presión bajista sigue sobre el euro/dólar se abriría un camino a mayores caídas

La cotización del dólar contra todos sus pares, y especialmente contra el euro, ha comenzado a experimentar un cambio de rumbo desde principios del año.

Publicidad

La tendencia a la baja de la moneda estadounidense, que se inició en el mes de marzo del año pasado tras la decisión de la Reserva Federal de implementar una política monetaria ultra expansiva, parece estar llegando a su fin.

La Fed recortó los tipos a niveles cercanos a cero e implementó un agresivo programa de expansión cuantitativa (QE) que llevó las rentabilidades de los bonos de largo plazo a mínimos históricos.

El repunte de las tires

La razón principal de este cambio de tendencia es el fenomenal e inesperado repunte de las rentabilidades de los bonos estadounidenses a consecuencia del masivo flujo de salida de las inversiones en estos activos.

Todo ello a pesar de que la Fed mantiene un ilimitado programa de compra de activos, lo que en principio debería hacer de contrapeso.

Publicidad
Publicidad

La correlación de los tipos de interés a largo y la cotización del dólar es positiva y alta. Las previsiones de bancos como Société Générale o Deutsche Bank sitúan la rentabilidad del T-Note en un 2 por ciento o superior para finales de año, casi 40 puntos básicos desde su actual 1,60 por ciento.

Las causas de esta inusual positivización de la curva de tipos (‘steepening’) pasan por la determinación de la Fed de mantener una política monetaria de tipos cero hasta alcanzar el pleno empleo.

Estímulos fiscales

Además, influye la enorme cantidad de estímulos fiscales para contrarrestar los efectos de la crisis y con todo ello un incremento de las expectativas inflacionistas alentadas igualmente por la subida del precio de las principales commodities.

Por el lado del euro, el BCE, aunque no muestra una determinación tan clara como la Fed, se ve obligada a mantener e incluso a aumentar el volumen de sus compras de bonos si no quiere enfrentarse a repuntes de rentabilidades.

Especialmente en los bonos de países periféricos. En este escenario, el euro/dólar da señales de vulnerabilidad y se acerca a niveles críticos que apuntan a un cambio de tendencia.

Publicidad

Por debajo de la media móvil de 100 días

Técnicamente, el par ya cotiza por debajo de la línea de 100 días de la media móvil, nivel de referencia que no había sido perforado desde mayo de 2020, pero todavía por encima de la línea de tendencia alcista que viene funcionando desde marzo del año pasado y desde donde ha rebotado tras tocarla la semana pasada.

Un movimiento por debajo de estos niveles, si la presión bajista sigue, y esto va a depender en gran medida de que sigan al alza las rentabilidades de los bonos, abriría camino a mayores pérdidas.

Estas pueden situarse en una zona amplia en torno a 1,1800 y en donde podemos situar la referencia de 1,1695, que es el nivel de retroceso de Fibonacci del 0,382 por ciento de todo el tramo alcista entre marzo de 2020 y enero de 2021. 

En portada
Publicidad
Noticias de