TSJ dice que mujer con intentos suicidio no puede estar al frente de armería

Una mujer que cuenta con gestos autolíticos y conductas impulsivas, entre otras patologías, no se encuentran en condiciones de estar al frente de una armería, por lo que debe considerarse acertada la decisión que declaró su incapacidad absoluta para todo trabajo.

Así se recoge en una sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia, que ha rechazado el recurso presentado por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Este organismo acudió al TSJ contra la sentencia de un Juzgado de lo Social de Murcia que declaró la incapacidad absoluta y lo condenó al pago de una pensión mensual equivalente al cien por cien de la base reguladora.

Ahora, la Sala, al desestimar el recurso del INSS, comenta que está acreditado que esta mujer sufre, entre otras dolencias, rasgos histriónico de la personalidad y trastorno depresivo crónico, además de ideas de muerte y autolíticas, por lo que necesita de la vigilancia constante por parte de su familia.

Concluye el tribunal que no reúne las condiciones físicas y psíquicas para realizar cualquier trabajo "con un mínimo de profesionalidad, eficacia y continuidad".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.