Sindicatos y patronal valoran bajada del paro pero advierten de precariedad

Los sindicatos UGT y CCOO y la Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) han valorado hoy la bajada desempleados en Extremadura en abril en 3.130 personas, pero han advertido de la precariedad y la necesidad de cambiar el modelo productivo.

Para CCOO, los datos han demostrado el "estancamiento" de la economía regional por la falta de inversiones por parte del Estado y el retraso en los presupuestos regionales.

Además, se ha mostrado preocupado por los datos interanuales, puesto que el descenso del paro ha sido casi la mitad que el pasado año y considera que la bajada del desempleo está decreciendo "mes tras mes", al disminuir el 1,42 por ciento, alejado más de seis puntos de la media nacional.

Comisiones Obreras ha afirmado que la reducción del paro es habitual en esta fecha por el comienzo de las campañas agrícolas y la Semana Santa, lo que demuestra que el empleo que se genera es de "muy baja calidad" e instaurado en la temporalidad.

Por contra, el sindicato ha destacado que el PIB de Extremadura sólo ha crecido un 0,5 por ciento en el primer trimestre del año y el 2,8 por ciento en términos interanuales, siendo una de las comunidades autónomas que menos creció en todo el país.

Por su parte, el Secretario de Formación y Empleo regional de UGT, Teodoro Casares, considera que la bajada del número de desempleados ha sido "positiva", pero ha asegurado que Extremadura necesita crear empleo estable y de calidad para poder activar la economía.

Casares ha vuelto a recordar que es importante que la mina de Aguablanca no se cierre, que se invierta en el ferrocarril para atraer a las empresas y ha abogado por cambiar de modelo productivo.

Tanto CCOO como UGT han resaltado que el sector donde más contrataciones se han producido sea la agricultura, lo que ha acentuado que el empleo sea "estacional, precario e inestable".

Para la CREEX, los datos son "buenos" siempre que se reduzca el número de parados, aunque al hacer un análisis exhaustivo, en el último año el descenso de inscritos en las oficinas de empleo ha sido de poco más de 1.800 personas.

En este sentido, ha asegurado que el cambio que demandan desde hace tiempo en la estructura del tejido empresarial de la región no se lleva a cabo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.