Movimiento de Trabajadores Cristianos denuncia "deshumanización" del trabajo

La copresidenta del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC), Charo Castelló, ha denunciado hoy en Ávila la "deshumanización" y "devaluación" del sentido del trabajo en todo el mundo, teniendo en cuenta que el empleo que se crea es "menos digno" y "más precario".

Castelló, que ha estado acompañada por el otro coopresidente del MMTC, Jean-Claude Tolbize, ha presentado hoy en rueda de prensa el Seminario Internacional, que comienza mañana, y la Asamblea General de este movimiento que concluirá el próximo 21 de julio.

Ambas citas reunirán durante una semana en la capital abulense a 120 delegados de 42 países bajo el lema "Tierra, techo y trabajo para una vida digna".

Entre los asistentes figuran el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, que el próximo 20 de julio presidirá una eucaristía conmemorativa del 50 aniversario del MMTC.

Además, mañana asistirán a la inauguración los líderes nacionales de Comisiones Obreras y USO, Unai Sordo y Julio Salazar, así como la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas.

Durante la presentación del seminario internacional y de la asamblea general, Castelló ha defendido la necesidad de que derechos como los que figuran en el lema de estas jornadas deban ser "respetados".

Tras aludir a aspectos como la precariedad laboral, el desempleo, la "emigración forzosa", la existencia de "trabajadores pobres" y la "violación" de los derechos de las trabajadoras en diferentes países, Charo Castelló ha denunciado la "deshumanización" y la "devaluación del sentido del trabajo" en todo el mundo.

En este sentido, y después de hacer referencia a los mensajes del papa Francisco en defensa del "trabajo decente", la copresidenta del MMTC ha insistido en que la "deshumanización" del mercado laboral es común a diferentes países en todo el planeta.

Al respecto, ha puesto como ejemplos "el desplazamiento de jóvenes fuera de los mercados laborales", la precariedad con contratos por horas y la temporalidad.

"Hay procesos de mejora, pero no vemos que el empleo que se crea sea más digno y menos precario", ha argumentado Castelló, antes de aludir a la devaluación salarial o a la pérdida de condiciones laborales en muchos países.

Desde su punto de vista "el sentido del trabajo se está perdiendo" porque "no humaniza a las personas y no las hace desarrollar su vocación".EFE

1010617

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.