Macron explica a la patronal y a los sindicatos su reforma laboral

El presidente francés, Emmanuel Macron, inició hoy la ronda de contactos con los sindicatos y la patronal para explicarles la reforma laboral que tiene previsto adoptar por decreto en los próximos meses.

Tal y como anunció durante la campaña electoral, Macron apuesta por limitar las indemnizaciones por despido y facilitar las negociaciones en el seno de las empresas en lo referente a salarios, jornada laboral o las condiciones laborales.

Con todo ello, el presidente espera que los empresarios pierdan el miedo a contratar, su receta para combatir el desempleo en un país donde ronda el 10 % de la población activa.

Esas medidas serán adoptadas durante el verano por decreto y Macron espera que la nueva Asamblea Nacional, en la que aspira a tener una mayoría en las legislativas del mes próximo, las ratifique.

Para el presidente es importante adoptar rápido esas medidas que considera claves en su mandato, apuntadas ya por su antecesor, François Hollande, a quien le costaron un incremento de su impopularidad y multitudinarias manifestaciones en el tramo final de su mandato.

Por ello apuesta por este diálogo directo entre el presidente y los sindicatos, que ya han advertido de que no aceptarán que se aprueben por decreto medidas que consideren injustas para los trabajadores.

Las centrales sociales más combativas, con la CGT al frente, han señalado que convocarán nuevas manifestaciones si Macron quiere aprobar "por la fuerza" una reforma laboral que va más lejos de la ya adoptada por Hollande.

Otras, como la reformista CFDT, que recientemente ha superado a la CGT como principal sindicato del país, apuestan por el diálogo, pero también advierten de que no aceptarán cualquier reforma.

La patronal, por su parte, está satisfecha con los proyectos anunciados por el presidente durante la campaña.

Macron es consciente de que su reforma laboral no comenzará a dar resultados antes de dos o tres años, por lo que en paralelo lanzará otras medidas de choque para estimular la creación de empleo.

El presidente ya ha anunciado una reducción de los impuestos patronales que durante el año próximo se sumarán a las ayudas a la contratación aprobadas por Hollande, destinadas a desaparecer en 2019.

La reunión de hoy entre el presidente y los interlocutores sociales será seguida a partir del miércoles con una ronda más profunda con el primer ministro, Edouard Philippe, y con la ministra de Trabajo, Muriel Pénicaud, quienes les explicarán los detalles de la reforma y el calendario de aplicación.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.