Las empresas vascas necesitan cubrir 25.100 empleos en 2016, 10.600 nuevos

Las empresas vascas tienen necesidad de cubrir este año 25.100 empleos, de ellos 10.600 nuevos, aunque casi la mitad, el 44 %, reconoce que tiene dificultades para contratar no por aspectos salariales, sino por falta de formación y experiencia y por la "actitud" de los demandantes.

Estos datos están recogidos en una encuesta empresarial de la patronal vasca, Confebask, que su presidente, Roberto Larrañaga, ha presentado hoy al lehendakari, Iñigo Urkullu, durante un encuentro de trabajo en la sede de la Presidencia vasca, en Vitoria.

En la reunión han estado presentes también, además de responsables de las patronales de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa, los consejeros de Empleo y Políticas Sociales, Ángel Toña; de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, y de Educación, Política Lingüísitica y Cultura, Cristina Uriarte

Al término del encuentro han comparecido ante la prensa Larrañaga y Urkullu.

El estudio de Confebask, ha explicado Larrañaga, señala que de los 25.100 puestos de trabajo que necesitan cubrir las empresas vascas este año, 10.600 son de nueva creación; 3.200 por empleo estacional y el resto por contratos relevo, jubilación, bajas o vacaciones.

Dos de cada tres empresas prevén realizar este año algún tipo de contratación, ha explicado Larrañaga, y el empleo se creará sobre todo en el sector servicios (12.000), aunque en la industria también aumentará (1.200), mientras que la construcción es la única rama donde no se prevé crear empleo.

Lo que más valoran las empresas para contratar es la "actitud personal", la disposición y el interés del trabajador, seguido de la experiencia y formación, y solo una de cada cinco menciona como prioritario los idiomas.

Pero casi la mitad de las empresas dice encontrar alguna dificultad para contratar como la falta de especialización y de experiencia del candidato y la "actitud".

Larrañaga ha explicado que hay gente "que tiene mejor actitud que otra" y las empresas valoran "una actitud más proactiva".

Son mayoría las empresas que aseguran que el salario no es un obstáculo a la hora de contratar.

Los puestos con mayor salida profesional, ha señalado el presidente de Confebask, se concentran en determinados estudios de Formación Profesional y también en licenciaturas de Ingeniería y en Dirección y Administración de empresas.

Según la encuesta, solo en el 2,6 % de los contratos que se requieren no se exige estudio alguno, mientras que el perfil más demandado es el de Formación Profesional (el 47 %), seguido del universitario (30 %).

El lehendakari ha destacado la información recogida en este estudio y ha anunciado la puesta en marcha a corto y medio plazo de varios programas dirigidos a adecuar la oferta de formación a la demanda de las empresas para diversos colectivos, entre ellos los parados.

Ha adelantado además que se elaborará un plan individualizado con cada empresa que haya manifestado tener problemas para la contratación para solucionarlos "de manera más eficaz".

Urkullu ha trasladado también un mensaje de "confianza" a la industria vasca por la tendencia al alza de este sector, exceptuando al acero, y ha dicho que no es tiempo de mensajes catastrofistas pero tampoco de complacencia.

También se ha mostrado "moderadamente satisfecho" con los planes de impulso del empleo y reactivación económica puestos en marcha por su gobierno.

Preguntado por los periodistas sobre las críticas de los sindicatos a la gestión del Gobierno Vasco, el lehendakari ha respondido que algunas centrales están "fuera de la realidad".

"Agradecería a los sindicatos que se remangaran y se pusieran a favor para afrontar esta situación de manera compartida, todos juntos", para salir antes de la crisis, ha incidido Urkullu.

En esta línea, ha señalado que quienes están en la realidad y trabajando para mejorar la situación son la Administración pública y también las patronales, y ha recordado los datos económicos que apuntan a una tendencia positiva del PIB y de creación de empleo. "Esta es la realidad y este es el mundo real", ha espetado a los sindicatos.

Durante la reunión, Urkullu y Larrañaga han hablado además de la polémica reciente entre el Gobierno Vasco y Confebask sobre la decisión del Ejecutivo de recuperar la jornada laboral de 35 horas semanales para los trabajadores de la Administración.

La patronal manifestó su rechazo a esta decisión porque "no es un buen ejemplo para la sociedad" y hoy Larrañaga ha indicado que entiende los argumentos del Gobierno Vasco pero que no coinciden con los de Confebask.

Urkullu, por su parte, ha reconocido que cualquier ciudadano sabe que hay diferentes condiciones laborales entre el sector público y el privado pero ha dejado claro que cada uno gestiona lo que le corresponde en su ámbito.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.