Francia quiere premiar a las empresas que apuesten por contratos indefinidos

El Gobierno francés pretende premiar con rebajas en las cotizaciones sociales a las empresas que menos recurran a los contratos temporales, dentro de las medidas presentadas este martes para reformar el subsidio de desempleo.

El primer ministro recordó que con un 9 % de desempleados Francia es el cuarto país con mayor tasa de paro de Europa, pese a que en 2018 acabó por debajo del 10 % por vez primera en un decenio.

En septiembre pasado, la caja de los subsidios de desempleo acumulaba un déficit de 35.000 millones de euros.

Estas son las principales orientaciones anunciadas por el primer ministro, Édouard Philippe, que se concretarán en un decreto en los próximos meses:

- Premiar los contratos fijos, castigar los temporales.

Philippe fue tajante: los contratos de muy corta duración (menos de un mes) se han multiplicado por tres en los últimos 15 años y en la actualidad representan el 70 % del total.

En ocho de cada diez casos, además, es la misma persona la contratada, lo que para el Gobierno francés esconde una forma de precariedad que no se justifica después de que a mediados de 2017 se flexibilizaran las condiciones de despido para las empresas.

Para combatirlo, Philippe apuesta por aumentar las cotizaciones laborales de las empresas que apuesten más por los contratos cortos y rebajárselas a aquellas que firmen más indefinidos, en un sistema de incentivos que en Francia se ha denominado "bonus/malus".

- Evitar que en el paro se gane más que trabajando.

El primer ministro admitió que existen algunos casos -no demasiados- en los que los parados pierden dinero si encuentran un empleo, lo que les lleva a seguir cobrando la indemnización, y prometió combatir esas situaciones.

- Rebajar el máximo del subsidio.

Esta medida se dirige a los parados con subsidios más altos, que, según Philippe, en Francia cobran un máximo de 6.600 euros al mes, hasta tres veces más que en otros países europeos, lo que contrasta con la "precariedad" de otros desempleados peor remunerados.

Además, indicó que en el sector de los ejecutivos, donde los salarios y, por tanto, los subsidios de desempleo, son más altos, las empresas buscan trabajadores.

- Mejorar el acompañamiento y la orientación de los parados.

Philippe apostó por mejorar el seguimiento de los parados para encontrar soluciones más rápidas y adecuadas: "Si formulamos reglas más exigentes, tenemos que acompañarlas de una mejor orientación de los demandantes de empleo".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.