Esperanza en Long Hope porque Noruega reconoce un trato diferente a marineros

El portavoz de la asociación Long Hope, Alberto Paz, ha expresado hoy, en declaraciones a EFE, su esperanza ante la posibilidad de que los marineros que trabajaron en la marina mercante de este país puedan cobrar sus pensiones porque Noruega "reconoce que hubo un trato diferente" y "no lo puede justificar".

La asociación Long Hope agrupa a 12.000 marineros españoles, de los que 8.000 son gallegos, que trabajaron entre 1948 y 1994 en la marina mercante noruega, donde tenían prohibido por ley cotizar a la seguridad social.

Allí pagaban sus impuestos y cuando se empezaron a jubilar descubrieron que el país nórdico se negaba a hacer frente al pago de sus pensiones, por lo que ahora se movilizan todos los meses.

Desde noviembre esta asociación esperaba una respuesta del Ejecutivo noruego, que acaba de llegar y "se basa en la emitida por el Defensor del Pueblo" del país nórdico, que en su momento dijo que "no podía ser de más ayuda" y abría la puerta a una posible "resolución judicial" del conflicto.

"La contestación del Gobierno noruego es negativa, pero sin mucho fundamento. Como el Defensor del Pueblo, su conclusión es que no detecta violación del Tratado de Derechos Humanos, pero cree que debe discutirse en los juzgados", ha detallado Paz.

El comunicado noruego no obstante "reconoce que hubo un trato diferente, pero no puede justificarlo", por lo que la asociación espera ahora que "el Tribunal de Derechos Humanos pregunte por qué ese trato diferente".

En la carta noruega, el Gobierno afirma que "el Ministerio se remite a las leyes básicas legales para las reclamaciones de derechos de pensión que ya han sido tratados por diferentes instancias de reclamaciones, sin que haya obtenido éxito alguno".

"El Ministerio ha valorado si habría base para reconocer derechos de pensión a este grupo, pero finalmente no encontró que esta fuera una solución conveniente", continúa la misiva.

Otra de las novedades está relacionada con las conclusiones del abogado del Estado español que está personado en un proceso similar con marineros austríacos.

Cree que las conclusiones de este letrado "no son muy alentadoras para los compañeros de Austria", pero afirma que su asociación "no dará el brazo a torcer después de cincuenta años de lucha contra esta injusticia social".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.