España, el país más beneficiado por el fondo europeo para la globalización

España es el Estado miembro de la UE que más ha aprovechado el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG), según expuso hoy Jean-Paul Denanot, eurodiputado francés del grupo socialdemócrata (S&D) y ponente del informe parlamentario sobre el impacto de estos fondos.

En un encuentro celebrado hoy en la sede del Parlamento Europeo en Madrid, el eurodiputado explicó que, desde la puesta en marcha del FEAG en 2007, España se ha beneficiado de más de 52 millones de euros.

Ello ha servido para financiar 20 proyectos y ayudar a más de 20.000 trabajadores españoles que habían perdido su empleo por la globalización o la crisis, en los sectores de la automoción, el textil, la construcción, la metalurgia y la hostelería.

El eurodiputado francés recalcó que el FEAG no viene a sustituir el papel y las ayudas que cada Estado debe implementar para fomentar la reinserción de sus trabajadores, sino que pretender servir de "suplemento" para acelerar la búsqueda de empleo en otros sectores o ayudar a los trabajadores a montar su propia empresa.

Si bien la tasa de reinserción de los trabajadores que se han beneficiado del FEAG a nivel europeo es del 49 %, en España, esa tasa oscila entre el 30 % y el 55 %, indicó Marta Álvarez Marquina, técnico de la Unidad de la Comisión Europea (CE) responsable de la gestión y administración del FEAG.

Marquina resaltó que lo que diferencia al FEAG de otros fondos europeos es su "personalización", puesto que se trata de medidas dirigidas a "colectivos muy concretos" localizados en determinados puntos geográficos, en atención a su situación y necesidades específicas.

La técnico de la CE también ha subrayado que España, a diferencia de otros países de la UE, ha optado por presentar solicitudes destinadas a trabajadores de Pymes, lo que resulta "administrativamente más complejo, pero también más solidario", ya que suelen ser los "más desprotegidos".

Entre los retos a los que se enfrenta el FEAG, Denanot insistió en la necesidad de acelerar los procedimientos de solicitud, con el fin de poder intervenir y poner en marcha "dispositivos lo más reactivos posibles".

El eurodiputado también subrayó la necesidad de reflexionar y de anticiparse a los efectos de la globalización, ya que se prevé que "sectores enteros desaparezcan".

El político francés resaltó igualmente la posibilidad de trabajar en el futuro en estrecha colaboración con el Fondo Social Europeo (FSE) y con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), combinando así medidas de anticipación y reparación, y equiparando las competencias de gestión.EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.