Denuncian piquetes y actos vandálicos en la huelga de la sierra oeste

La compañía Irubus, del Grupo ALSA, que conecta Madrid capital con la sierra oeste, ha denunciado hoy que los "piquetes y los actos vandálicos" han provocado el retraso de los servicios mínimos, mientras que el comité de empresa ha negado que se hayan producido incidentes.

Un portavoz de la compañía ha explicado a Efe que estos sucesos han provocado el retraso de las expediciones que han afectado a "15.000 usuarios diarios, de las veintiséis líneas que cubren habitualmente estos municipios".

La empresa ha condenado los "irresponsables e injustificables actos de vandalismo y rotura de lunas que se han producido desde que comenzó el conflicto, y que ponen en serio riesgo la seguridad de viajeros y empleados, además de provocar la inutilización de vehículos para la normal prestación de los servicios".

Han asegurado que desde primera hora de la mañana en la estación de San Lorenzo de El Escorial más de una treintena de personas tiraron gran cantidad de huevos a las lunas que los vehículos, lo que provocó retrasos de entre veinte y sesenta minutos, por lo que han pedido disculpas a los usuarios.

El portavoz de la compañía ha precisado que "más de 15.000 viajeros" de la sierra se han visto perjudicados por esta huelga que es la "tercera en tan solo dieciocho meses" y ha señalado que los motivos de la convocatoria son "exclusivamente económicos y no están relacionados con ningún incumplimiento del convenio".

Por su parte, el comité de empresa de UGT ha detallado a Efe que el seguimiento ha sido del 100 por ciento de los trabajadores y que los empleados que han realizado los servicios mínimos han sido los únicos ausentes de la protesta.

Asimismo, ha subrayado que se han cumplido los servicios mínimos salvo en algunos vehículos que llevaban "algún desperfecto" lo que ha provocado retrasos de "diez o doce minutos". "No se ha producido ningún incidente", han destacado.

Los trabajadores se han concentrado desde las cinco y media de la mañana en la estación de autobuses de San Lorenzo de El Escorial donde se han reunido más de setenta empleados de la compañía en torno a una pancarta con el lema 'FALSA, el infierno'.

Fuentes del sindicato han explicado que esta protesta se debe a que la compañía "incumple el tiempo de descanso" de los trabajadores.

Habrá unos servicios mínimos del 60 por ciento de vehículos en hora punta y un 35 por ciento en las horas valle.

El comité de empresa ha apuntado que la huelga se debe a los "reiterados incumplimientos por parte de la dirección de los descansos entre servicios que deberían realizar los conductores de la empresa de transporte".

La huelga se desarrollará los lunes y martes de octubre, noviembre y diciembre. Los servicios mínimos serán del 60 por ciento de vehículos en hora punta y del 35 por ciento, en las horas valle.

La dirección ha señalado que siempre ha sido dialogante y transparente en la toma de decisiones y ha empleado recursos técnicos y materiales para mantener la actividad, la calidad del servicio y el empleo en un sector cada día más competitivo.

"Esa será la postura que ofrezcamos en la actual situación de convocatoria de huelga, desde el convencimiento de que la huelga no responde ni se sustenta en reivindicaciones objetivas", han indicado desde la dirección.

Irubus tiene una plantilla de 130 personas que en su mayoría se dedican a la conducción de autobuses en el servicio de transporte de viajeros de veintiséis localidades de la sierra oeste y las conexiones con Madrid capital.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.