Condenan a una empresa a pagar 1.500 euros por impedir elecciones sindicales

La empresa Proman SG, contratista del servicio de conserjería del Museo del Ejército, ha sido condenada a pagar 1.500 euros a CCOO por impedir la celebración de elecciones sindicales en el museo, situado en el Alcázar de Toledo.

Según ha indicado CCOO en un comunicado, y tal y como señala la sentencia emitida por el Juzgado de lo Social número 1 de Toledo, Proman SG tendrá que indemnizar al sindicato por "daños morales derivados de la vulneración del derecho fundamental de Libertad Sindical recogido en el artículo 28 de la Constitución Española".

El secretario general de CCOO en Toledo, Jesús García Villaraco, ha señalado que la sentencia es "un nuevo aviso a navegantes" y que hay "demasiados empresarios" para los que "la democracia no existe en sus empresas" y a los que hay que recordar, a su juicio, que "la Constitución considera fundamental el derecho de los trabajadores a elegir a sus representantes".

El sindicato ha instado de nuevo al Ministerio de Defensa a rescindir de inmediato el contrato con esta empresa que, según han señalado, ha sido reiteradamente condenada por vulneración de derechos fundamentales y cuyos máximos responsables están imputados por cohecho.

"Su presencia en el Museo avergüenza al Ejército de España", ha apuntado Villaraco.

También ha recordado que los hechos a los que se refiere la sentencia se remontan a finales de 2014, cuando CCOO promovió el proceso para la elección del delegado sindical.

Villaraco ha explicado que CCOO "se topó" con que la empresa "no sólo incumplió de forma manifiesta, consciente y voluntaria todos los deberes fundamentales que se imponen al empresario en los artículos 74 y 75 del Estatuto de los Trabajadores", en relación con la celebración de elecciones sindicales, sino que además "impidió que se realizaran en el centro de trabajo", ha explicado el secretario de CCOO en Toledo.

"Pese a que finalmente las elecciones se celebraron, tuvieron que hacerse en la calle, en presencia de notario y superando la oposición presentada por la empresa", ha precisado Villaraco que señala la sentencia.

Además, ha indicado que en ella se destaca que es "evidente" que la actuación de Proman supuso "un daño moral para el sindicato, por los mayores esfuerzos que tuvo que realizar para llevar a cabo las elecciones, así como por el descrédito que dichas acciones le generaron".

Villaraco ha señalado que "prudencialmente" la sentencia cuantifica estos daños morales en 1.500 euros, ya que la magistrada de lo Social ha recordado que esta condena se añade a la sanción "preventiva y disuasoria" de 6.251 euros que ya impuso a Proman la Inspección de Trabajo por estos mismos hechos, que los calificó de "infracción muy grave".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.