China anuncia fondo para asistir a afectados por reestructuración industrial

El Gobierno chino anunció hoy que va a establecer un fondo de 100.000 millones de yuanes (15.300 millones de dólares, 13.800 millones de euros) para asistir a los despedidos que resulten de la reestructuración industrial que planea con el objetivo de eliminar el exceso de capacidades de algunos sectores.

El viceministro de Industria y de Tecnología de la Información, Feng Fei, dijo que el fondo será distribuido durante más de dos años, ya que en el proceso de gestión de las llamadas "empresas zombis", compañías endeudadas y no solventes, y de culminación de fusiones y adquisiciones, "los recortes de empleo son inevitables".

"Por lo tanto, volver a emplear a los trabajadores será una tarea mayúscula", admitió Feng en una rueda de prensa.

Si bien este asunto es uno de los grandes objetivos de las reformas que emprende el Gobierno chino, una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, negó ayer que los excesos de capacidad de producción de su industria pesada estén dañando a la economía global.

Así lo defendía un informe presentado esta semana por la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China, que constató el desfase entre la capacidad de producción y la producción real de la industria china, y alertó de su impacto "destructivo" tanto para la economía global como para la nacional.

La Cámara cita como ejemplos de ese exceso de capacidad que la industria china del acero produce más del doble que la suma de sus cuatro inmediatos competidores (Japón, India, Estados Unidos y Rusia) o que sólo entre 2011 y 2012 la potencia asiática fabricó más cemento que EEUU en todo el siglo XX.

El Gobierno chino asegura haber aumentado sus esfuerzos para reducir los excesos de capacidades en sectores saturados como el del acero y el carbón.

Según datos oficiales, entre 2011 y 2015, un exceso de producción de 91 millones de toneladas de hierro y otros 94,8 millones de toneladas de acero fueron eliminadas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.