CCOO cree necesario garantizar unas condiciones "dignas" para taxis y los VTC

CCOO considera "imprescindible" garantizar unas condiciones de trabajo dignas para los taxistas y para los conductores de los vehículos de transporte concertado, los VTC, señala hoy en un comunicado este sindicato, cuando se cumplen ya once días de huelga indefinida y protestas de los taxistas sin avances en la negociación para desbloquear el conflicto.

"A los Gobiernos de nuestra Administración Pública incumbe arbitrar la solución adecuada al grave problema creado en ese ámbito del servicio a la ciudadanía", señala el sindicato.

Para CCOO de Madrid, "a la desidia, incapacidad o falta de voluntad de esos gobiernos" se debe la falta de una solución justa a todas las vertientes del problema y la amplitud y la virulencia que ha ido adquiriendo la confrontación en la calle.

"No se puede admitir que en la explotación de ese servicio público nuevas ramas comerciales, generalmente multinacionales, sean reguladas de forma más laxa y favorable que las que se hallan previamente establecidas en el país", considera el sindicato, que opina que también es necesario seguir actualizando el mundo del taxi para adaptarlo a las nuevas demandas de movilidad.

"El taxi es un servicio público y como tal tiene unas características y regulaciones específicas. La ciudadanía no puede permitir la entrada en los servicios públicos de empresas que pretenden llevarse recursos de todas y todos para beneficiar a grandes inversores", añade.

A su juicio, es necesario acotar "el plan de privatizaciones que se están llevando a cabo en todos los medios de transporte públicos" para permitir que la clase trabajadora pueda seguir utilizando estos servicios.

CCOO se muestra dispuesta a luchar por obtener unas condiciones de trabajo "dignas" para el colectivo de personas trabajadoras de ambos sectores, "y lo está peleando", apostilla.

Asegura que no permitirá la rebaja de las condiciones de trabajo "amparadas por organizaciones sindicales que prestan sus banderas en la defensa de 'lobbys' empresariales".

CCOO también está dispuesta, como agente social, a participar en la reflexión de la "necesaria" revisión del servicio público prestado y las condiciones de acceso.

A lo que el este sindicato no está dispuesto es "a tomar partido por intereses empresariales de unos u otros, sino a garantizar unas condiciones laborales decentes y un modelo de servicio público".

"Y para eso existen pocas voluntades desde la patronal y ninguna por la Administración", concluye.

CCOO defiende que este conflicto no se soluciona con "un parche o un decreto, y menos aún con el enfrentamiento entre las personas que conducen en ambos sectores, que se ven en riesgo de perder su empleo y son empujados y azuzados los unos contra los otros".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.