AUZSA estudia medidas legales si no se alcanza un acuerdo con el comité

El director general de Auzsa, Manuel Ramo, ha anunciado hoy que la empresa está estudiando "posibles medidas legales" si finalmente no se alcanza un acuerdo que ponga fin a la huelga en el transporte urbano de Zaragoza, algo que, ha matizado, es prioritario.

Manuel Ramo ha criticado, durante una rueda de prensa, que tras numerosos intentos de negociación y 104 días de paros parciales en el servicio de autobús urbano de Zaragoza, el convenio siga sin firmarse y que, además, no se haya sometido a referéndum de la plantilla la última propuesta planteada por la empresa.

En este sentido, ha lamentado que en cualquier otra empresa, "estando de acuerdo en un 93 % del contenido de la negociación, el convenio estaría firmado" y, ha señalado, se puede negociar sin estar de huelga.

La propuesta presentada ayer por Auzsa, concesionaria del transporte público de Zaragoza, suponía una nueva versión "final y definitiva" que incluía, según Ramo, importantes mejoras con respecto a la planteada por el SAMA.

Para Ramo se trata de una propuesta de la que "no se puede mover ni una coma" pues, según ha dicho, además de tratar prácticamente todo lo que el comité pedía, es "el máximo al que la empresa puede llegar sin ponerse en peligro".

Por eso, el gerente de Auzsa ha defendido que ayer era el momento de que el comité de huelga hubiese reflexionado y, dado que esto no se produjo, entiende que existen "otros intereses" que van más allá del convenio.

Entre estos "intereses personales", Ramo ha apuntado la remunicipalización del servicio, y ha acusado al comité de, con este fin, mantener rehenes con su huelga a los ciudadanos de Zaragoza a quienes "tampoco ha escuchado".

En la actualidad, los frentes abiertos entre empresa y plantilla están relacionados con los complementos por bajas médicas y las mejoras salariales, algo que en la última propuesta "se había recogido y mejorado".

Durante la rueda de prensa el gerente también ha aclarado cuestiones relativas al incidente del pasado viernes en el que un responsable de recursos humanos agredió a un conductor.

En este sentido, ha explicado que se trata de un suceso fruto de la tensión "que nunca debió haberse producido" y que el responsable de recursos humanos está suspendido de sus funciones. Además, se ha abierto también a ambas partes un expediente informativo.

Por otro lado, los trabajadores solicitaron ayer que la Dirección del grupo Avanza, al que pertenece Auzsa, se persone en Zaragoza en la mesa negociadora para agilizar y dinamizar las reuniones, algo que para Ramo no son sino "excusas" ya que, ha asegurado, quien firmará el acuerdo será él mismo.

Por todos estos motivos la empresa ha tildado a esta huelga de "chantaje" y ha afirmado que es "ilegítima" pues, según Ramo, sus trabajadores gozan de unas condiciones laborales y salariales por encima de la media en la región (salario medio de 35.000 euros brutos anuales, 45 días de vacaciones anuales, 15 años de antigüedad media y un 98 % de contratos indefinidos).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.