Álvarez dice que ELA y LAB aceptan fuera del modelo que critican en Navarra

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado hoy en Pamplona que sindicatos nacionalistas como ELA y LAB cuestionan en Navarra un modelo de relaciones laborales del que participan en Europa y por el que cobran subvenciones de España.

El diálogo social "ha dado y pude seguir dando resultados positivos, pero no puedes obligar a nadie a estar presente si no quiere", ha dicho en referencia al Consejo existente en Navarra y del que ELA y LAB no quieren formar parte junto a Gobierno, patronal, UGT y CCOO.

El líder de UGT, que ayer cumplió su primer año al frente del sindicato, ha participado esta mañana en el programa de radio "Foro SER Navarra" y en él, a preguntas del público, ha subrayado que no discute la estrategia y el modelo sindical que cada organización decida seguir, pero es "absolutamente injustificable" la campaña de ELA en contra de UGT.

Una campaña vinculada a los convenios suscritos con el Gobierno, igual que CCOO y la Confederación de Empresarios, para la prestación de determinados servicios de formación y empleo a los trabajadores, y de los que Álvarez ha subrayado que nadie ha presentado "ni una prueba" que los ponga en cuestión.

"No hay que confundir los diferentes modelos sindicales con subirse a una ola de desprestigio infame", ha precisado, y añadido que también la ciudadanía se puede preguntar por qué hay sindicatos nacionalistas que como ELA reciben subvenciones del Estado y sin embargo "ni asisten ni trabajan" en los foros previstos, como el CES, ni en cuestiones como las pensiones.

Centrado en Navarra, el secretario general de UGT ha indicado que sería bueno para la Comunidad foral contar con un Plan de Empleo pactado con los agentes sociales y económicos ya que "lo acordado es lo que mejor resultados da en España y en Europa" aunque, ha matizado, "no me atrevo a dar consejos al Gobierno".

En la misma línea ha señalado que no tachará al Ejecutivo foral de "radicalizado" por contar con EH Bildu entre el cuatripartito que lo sustenta, pero sí ha apuntado que "sería conveniente para Navarra recuperar posiciones en infraestructuras para tener peso industrial".

Pepe Álvarez no ha querido tampoco entrar en consideraciones de fondo político pero, interpelado por los disturbios del sábado en Pamplona, ha manifestado que en ocasiones este tipo de situaciones "tienen que ver con la falta de alternativas para poder desarrollarse los jóvenes en buenas condiciones".

Ya en el ámbito nacional, ha avanzado que la huelga general "hoy va camino de ser una posibilidad real" porque la negociación con el Gobierno de Mariano Rajoy sobre los cambios a introducir en las reformas laborales "está parada" y "en situación de atasco" el Pacto de Toledo para abordar una reforma de las pensiones.

A estos dos elementos ha sumado que "las propuestas presupuestarias, si hay presupuestos, no parecen muy positivas", y con este escenario ha dicho que precisamente al debate de las cuentas del estado "marcará el camino" de esa posible huelga general, si bien para el próximo 23 de marzo ya hay previstas movilizaciones por los convenios colectivos dentro del objetivo de "recuperar la calle desde las empresas".

Tras aseverar que UGT "de ninguna manera" aceptará convenios de eficacia limitada que dejen fuera a millones de trabajadores de pequeñas empresas, Álvarez ha defendido la recuperación del poder adquisitivo de los salarios con subida de entre el 1,8 y el 3%, una petición "moderada y razonable" después de 7 años de crisis.

Pepe Álvarez ha reclamado asimismo un sistema de pensiones públicas que garantice los ingresos con un impuesto a las nuevas tecnologías, porque el "problema no es el gasto" cuando en España es del 10 % del PIB frente al 11-15% de la UE, y una renta de "ingresos mínimos" que de protección sin colisionar con las competencias autonómicas.

Seguro de que "las ideas de UGT quien mejor las defiende es UGT", por lo que ha descartado elegir entre Pedro Sánchez o Susana Díaz para liderar el PSOE, ha apostado también por un plan de choque por el empleo, el fin de la precariedad, recuperar el estatus del empleo público, un plan de jubilaciones a los 55 años, políticas industriales y sociales, medidas para la igualdad, y un "pacto de estado contra el terrorismo machista".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.