Altos ejecutivos británicos percibieron aumentos salariales del 10 % en 2015

Los altos ejecutivos de las principales empresas públicas del Reino Unido percibieron un sueldo medio de 5,5 millones de libras (6,4 millones de euros) en 2015, y disfrutaron de incrementos salariales del 10 %, según un análisis divulgado hoy.

El estudio elaborado por el think tank independiente High Pay Centre, cuyos resultados recogen hoy los medios británicos, encontró que los consejeros delegados de las grandes compañías británicas que cotizan en el índice principal de la Bolsa de Londres -FTSE-100- experimentaron una subida salarial media del 10 % el pasado año.

Frente a ese dato, los sueldos promedio del resto de trabajadores aumentaron tan solo en un 2 % en 2015, según los datos oficiales difundidos por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Por contra, las pagas medias percibidas por los altos directivos crecieron al pasar de los 4,1 millones de libras (4,8 millones de euros) de 2010 hasta los 5 millones de libras (5,8 millones de euros) en 2014, para llegar a los 5,5 millones de libras (6,4 millones de euros) el pasado año.

Ese análisis revela también los nombres de los ejecutivos con incrementos salariales más lucrativos, encabezados por el publicista Martin Sorrell, que recibió en 2015 la cifra récord de 70 millones de libras (unos 82 millones de euros).

También Tony Pidgley, el fundador y presidente de la constructora Berkeley Group, percibió 23,29 millones de libras (27,4 millones de euros) en 2015, seguido de Rakesh Kapoor, de la farmacéutica Reckitt Benckiser, que se embolsó 23,19 millones de libras (27,2 millones de euros).

El directivo Bob Dudley, que se llevó 13 millones de libras (15,3 millones de euros) el pasado año por su gestión frente al grupo petrolero BP, es otro de los mejores pagados, al igual que el banquero António Horta Osório, que percibió del parcialmente nacionalizado Lloyds Grup 8,8 millones de libras (10,3 millones de euros).

El informe señala que "las grandes pagas forman parte de un club de chicos", pues entre los diez primeros ejecutivos mejor pagados en los últimos dos años en este país no figura ninguna mujer.

El análisis se publica un mes después de que la primera ministra británica, Theresa May, abogara porque las compañías que cotizan en Bolsa hagan pública la diferencia existente entre las pagas percibidas por sus grandes ejecutivos y los salarios medios asignados a sus empleados.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.