Aidime y Royo investigan el uso de exoesqueletos para mejorar salud laboral

El Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidime) y la empresa Royo Group han iniciado su participación en el proyecto europeo HUMAN, que además de dotar de mayor dimensión humana a los procesos de fabricación, investiga mejorar la salud laboral con exoesqueletos.

Ambas entidades aportan soluciones en el marco del concepto de Industria 4.0, la cuarta revolución industrial, para una mayor integración entre el ser humano y la automatización a partir de los últimos avances tecnológicos, ha informado el instituto tecnológico en un comunicado.

Aparte de los aspectos vinculados al estado físico y anímico del trabajador, el proyecto investigará la incorporación de nuevas tecnologías de asistencia, como pueden ser los exoesqueletos, en aquellos puestos de mayor dificultad o carga para aliviar las tensiones y reducir el estrés.

El proyecto está encaminado a dotar de mayor dimensión humana los procesos de producción y logística en las plantas de fabricación en el marco de la iniciativa europea HUMAN, que hoy se ha presentado en Bruselas y en la que participan doce socios de seis países europeos especialistas en distintas disciplinas.

Entre estos socios están los tres casos de aplicación que se validarán durante la investigación en el sector de defensa y aeroespacial, automatización de la fabricación y fabricación de muebles, desarrollados con las empresas Airbus, Comau, y Royo Group.

La dimensión del proyecto se integra en la esfera de la cuarta revolución industrial que impulsan las administraciones públicas para guiar los procesos, productos y modelos de negocio hacia una nueva dimensión productiva y donde una de las claves es la interacción hombre-máquina.

En este sentido, la adaptación de los escenarios de trabajo buscando una armonía entre la automatización de los sistemas y el entorno laboral, por un lado, y por otro, y derivado de éste, la humanización del propio puesto de trabajo, es el objetivo central de esta iniciativa estructurada en tres años de desarrollo.

El estudio de los puestos de trabajo es, por tanto, el primer aspecto crítico a estudiar para avanzar en la definición de herramientas que generen sistemas eficientes de evaluación de la salud, estado de ánimo, o adecuación de los movimientos, para evitar riesgos en tareas complejas, mejorar la satisfacción en el puesto de trabajo y aumentar la calidad de los procesos y productos.

De esta forma se apuesta por una adecuada integración entre el ser humano y su puesto de trabajo, adaptando la tecnología a las necesidades humanas y laborales.

Mediante la ayuda de sistemas de monitorización de los trabajadores en planta y el análisis de los datos recogidos, se establecerán los criterios que permitan mejorar el bienestar laboral e incrementar la competitividad de los sectores productivos.

"La oportunidad que ofrece esta iniciativa es muy adecuada para una empresa como la nuestra, en constante búsqueda por mejorar todos los procesos mediante una correcta política de I D, y en el caso de nuestros profesionales, más si cabe, en la mejora de la ergonomía y la salud en general de los empleados", ha asegurado el director de I D i de Royo Group, César Taboas.

La incorporación de estos sistemas, que además integran realidad aumentada para procesos de fabricación complejos y realidad virtual, modelado virtual de la factoría y la monitorización de las operaciones productivas, "será un avance sin precedentes en la prevención de riesgos laborales, la mejora de la salud física y mental, la formación, y el incremento de la calidad y la competitividad empresarial", ha precisado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.