De Novavax a Curevac: el castigo sin fin a los fabricantes de vacunas

Los inversores dan la espalda a los fabricantes de vacunas en bolsa. A pesar del incremento de los casos de Covid, las campañas de vacunación se dan por finiquitadas

Las variantes del Covid-19, como ómicron, no desaparecen e incluso en algunos lugares, como en China, están provocando el caos. 

Pero esos incrementos de casos no se están reflejando en las cotizaciones de los fabricantes de vacunas, que buscan nuevas estrategias para seguir rentabilizando las dosis preparadas.  

Publicidad

● Los podcasts de finanzas.com también están disponibles en su app favorita: Apple Podcasts | Google Podcasts | Ivoox | Spotify

Prácticamente todas tienen claro que las espectaculares ganancias que obtendrán este año no se repetirán. Por ejemplo, los 34.000 millones de dólares que espera ingresar Pfizer este ejercicio por la venta de sus dosis quedarán reducidos a la mitad en 2023, siendo muy optimistas. Y la cuesta abajo seguirá. 

Dudas con las dosis de refuerzo

Con más de cinco mil millones de personas vacunadas en el mundo, ven que este camino está ya agotado, y que la opción de las dosis de refuerzo no es tan golosa económicamente y se presenta incierta. 

El principal motivo es porque los fabricantes que llegan tarde con sus vacunas, para intentar rentabilizarlas. no encuentran otra opción que darles salida en el mercado de refuerzo. Es el caso de Curevac y de Novavax.

Publicidad
Publicidad

Aunque los inversores no lo ven claro, porque existen muchas dudas sobre qué parte de la población estará dispuesta a seguir recibiendo más dosis.  

De hecho, en los últimos días estos dos valores han sufrido un fuerte castigo. Especialmente Novavax que, tras presentar sus cuentas trimestrales llegó a caer más de un 20 por ciento por la decepción provocada. En este ejercicio sus pérdidas bursátiles se acercan al 70 por ciento. Las de Curevac rozan el 60 por ciento. 

Demasiados jugadores para un mercado que se acorta

El resto de las farmacéuticas también sufren en bolsa el olvido de los inversores. Por eso se encuentran inmersas en un debate interno sobre los pasos a dar a partir de ahora.

Si solo queda un reducido mercado de refuerzo, los trozos del pastel serán demasiado pequeños para tantos jugadores. Es posible que compañías como Johnson & Johnson den un paso atrás. Y otras como Pfizer o Moderna crean que todavía pueden jugar un papel destacado a pesar de los nuevos competidores.  

El caso es que los inversores deben extremar la cautela con estos valores que, de momento, y hasta que no definan una nueva hoja de ruta sufren constantes caídas en sus cotizaciones. 

Publicidad

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de