La tregua le sienta bien al Nikkei, que cierra en máximos de 14 meses

La_bolsa_de_Japón,_una_seria_alternativa_ante_la_debilidad_de_las_economías_europeas_0
La_bolsa_de_Japón,_una_seria_alternativa_ante_la_debilidad_de_las_economías_europeas_0

La Bolsa de Tokio cerró hoy con un alza del 0,47% en su principal indicador, Nikkei, que alcanzó su máximo en catorce meses, impulsado por las ganancias récord en la víspera en Wall Sreet a raíz de la tregua comercial que se han concedido Estados Unidos y China. 

El índice referencial Nikkei ganó 113,77 puntos, hasta los 24.066,12, el nivel más alto desde el 3 de octubre de 2018. Por su parte, el Topix, que recoge la cotización de las firmas con mayor capitalización, acabó con un incremento del 0,59% o 10,33 puntos, hasta 1.747,20 enteros.

El parqué tokiota abrió ya con una clara tendencia alcista contagiado del optimismo que llevó a Wall Street a alcanzar récord históricos en sus principales indicadores, y a media sesión el Nikkei ya tocaba su mayor nivel intradía del año.

El motivo fueron los últimos avances en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, que han derivado en una tregua en la imposición de nuevos aranceles. No obstante, el Nikkei perdió cierto fuelle conforme avanzaba la jornada debido a la falta de nuevos incentivos y a que muchos inversores comenzaron a retirar sus posiciones ante la proximidad de días festivos a comienzos del año próximo, según señalaron los analistas locales.

Entre los valores con mayor capitalización, el fabricante de vehículos Toyota Motor perdió un 0,33 %, mientras que el gigante tecnológico Softbank ganó un 1,55 %. Destacan también las subidas de sectores con alta exposición al mercado chino, como el fabricante de robótica industrial Yaskawa Electric (1,2 %) o el de componentes tecnológicos Taiyo Yuden (0,8 %).

Un total de 1.499 valores avanzaron en la primera sección, frente a los 546 que retrocedieron y a los 112 que terminaron sin cambios. El volumen de negociación ascendió a 2,17 billones yenes (17.770 millones de euros), frente a los 1,86 billones de yenes (15.276 millones de euros) de la víspera.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.