¿A qué sectores apuntar tras la tregua entre China y EEUU?

epa-bolsa-nuevayork--644x362

Las bolsas mundiales descuentan con subidas el acuerdo comercial provisional alcanzado el viernes pasado entre China y Estados Unidos, y aunque las alza quizás sean un poco inferiores a lo esperado, lo cierto es que el dinero está entrando en bolsa en la recta final del año, lo que significa que muchos inversores que se habían quedado al margen creen que se han sentado las bases para negociar una paz definitiva, lo que acabaría con una de la mayores incertidumbres que ha amenazada a las bolsas durante el último ejercicio.  

El Ibex 35 acaba de tocar máximos de agosto de 2018 y el S&P500 y el Dow Jones han cerrado con nuevos récords, a la espera de que el acuerdo se plasme en papel, lo que no sucederá hasta después de enero. Sin embargo, el optimismo ya si es visible entre analistas e inversores, quienes se han quitado además el lastre del Brexit desordenado "Creemos que el anuncio es importante porque es la primera vez que las negociaciones comerciales logran traducirse en una reducción efectiva de aranceles y no en un mero aplazamiento", dicen a este respecto los analistas de UBS

Con la recuperación de las últimas sesiones tras la firma del acuerdo provisional en la guerra comercial y las elecciones en Reino Unido, el EuroStoxx50 ya sube en el año un 25%, mientras que el S&P500 se revaloriza el 26%, lo que demuestra que los parqués del Viejo Continente se han puesto al día respeto a los índices americanos. El Banco Central Europeo ya ha anunciado más medidas de alivio, entre las que se incluye el retorno a la compra de activos. "La clave será si cada país seguirá el ejemplo en términos de estímulo fiscal", argumentan los economistas de Schroders

Pero incluso sin la ayuda potencial de la política monetaria o fiscal, los expertos de la gestora británica piensan que "hay bolsas europeas que podrían ofrecer oportunidades en 2020", pues al fin y al cabo, "las acciones de la eurozona siguen estando más baratas que sus homólogas estadounidenses". 

Otro reconocido experto que se suma a favor de las bolsas europeas el año que viene es Shoqat Bunglawala, el gestor de Goldman Sachs que predijo el rally que los mercados han tenido este año. En su opinión, los inversores son demasiado pesimistas sobre las perspectivas de la economía europea, que podrá "esquivar la recesión". La clave de todo son unas expectativas equivocadas, pues "el mercado parece estar valorando una perspectiva de crecimiento más negativa de lo que esperamos", apunta el economista de Goldman Sachs en declaraciones a Bloomberg. 

Si todas estas proyecciones están en lo cierto, 2020 puede ser el año de la renta variable europea, así que los inversores tendrán que afinar sus apuestas para buscar rentabilidad en los sectores con más potencial. Y Bunglawala tiene claro que unas de las grandes beneficiadas serán las "acciones cíclicas". En particular, el especialista de Goldman Sachs rompe una lanza en favor de los bancos de la zona euro, a los que no se reconoce por la mejora en sus niveles de capital y la reducción de activos dudosos. Sin ir más lejos, el índice EuroStoxx Banks sube un 11% este año, aproximadamente la mitad de las ganancias del EuroStoxx600 en 2019. 

En la misma línea de apoyo a las acciones cíclicas se manifiestan los gestores de Schroders, quienes consideran que son ahora "atractivas", ya que "este tipo de empresas han sido infravaloradas, pero ahora nos encontramos en un punto de inflexión en el ciclo, con una recuperación mundial más sincronizada prevista para 2020".  

Entre los sectores que también se pueden ver favorecidos, en Schroders apuntan que en el petróleo y el gas "existe un potencial significativo, específicamente en los servicios, donde muchas empresas están negociando con valoraciones muy bajas". Sin embargo, opinan que podrían estar en las primeras etapas de una recuperación, con la mejora de los plazos de las plataformas y un aumento de la inversión de las grandes petroleras.

Al igual que Bunglawala, los gestores de la firma británica también apuestan por las entidades. Muchos bancos han perdido valor en el mercado debido al argumento de que los tipos de interés bajos (y, en consecuencia, el bajo rendimiento de los bonos) están reduciendo los márgenes de beneficios. Sin embargo, "los rendimientos no necesitan moverse mucho para que el sentimiento cambie", dicen en Schroders, mientras confiesan que "nos gustan especialmente los bancos europeos con franquicias fuertes y una cuota de mercado decente". 

Por valores concretos, los economistas de Jefferies han elaborado una lista de 15 empresas europeas sobre las que recomiendan 'comprar', combinando diferentes ideas, como la búsqueda de activos infravaloradas en Reino Unido, posibilidades de crecimiento estructural o mejores perspectivas de negocio. En esta lista incluyen a valores como Amadeus, Barclays, Anglo American, BPl, Carlsberg, EOn, Novartis o Puma, entre otras. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.