Vladimir Putin visita Grecia y el estado independiente del Monte Athos

En dos días el Presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin ha conseguido concentrar la atención de los griegos con su maratoniana visita oficial. Ayer nada más llegar se entrevistó con el Presidente de la República griega Procopis Pavlópulos y su Primer Ministro Alexis Tsípras, firmó acuerdos bilaterales sobre temas culturales, educativos, agrícolas, petrolíferos y turísticos. Trató también los demás energéticos y varias posibles privatizaciones (el interés ruso está en los ferrocarriles, en el puerto de Tesalónica y en la distribución del gas natural).

Le dio tiempo a inaugurar una exposición en el Museo Bizantino en la que se mostraba por primera vez en Grecia un icono del destacado artista medieval ruso Andrei Rublev que es considerado el mejor pintor de iconos y frescos ortodoxos. Solo existen cinco obras suyas reconocidas y es un hecho extraordinario el que uno de ellos sea expuesto en el extranjero.

Tsipras durante el acto destacó que «uno de nuestros principales objetivos es mostrar nuestras raíces comunes», recordando que el 2016 es el año dedicado a Rusia por los griegos y a Grecia por los rusos. Putin por su parte destacó que Rublev se inspiró en la época de Bizancio y que espera que pronto las obras del Museo Bizantino se expongan en museos rusos.

Lo que no olvidarán los atenienses es como desde por la mañana se paralizó toda la ciudad y mas concretamente el centro, dado que los actos tenían lugar en el Palacio presidencial, en la oficina del Primer Ministro y en el Museo Bizantino, a pocas manzanas de la Plaza de la Constitución y del Parlamento. Desde el momento que Putin entró en estos edificios no se dejó pasar ni siquiera a los peatones, mientras que mas de 2.000 policías vigilaban todos los trayectos de la visita que además se retrasó.

Maltrato homosexual

Un grupo de 30 personas manifestándose contra el maltrato de los homosexuales en Rusia fue rodeado por tres grupos de policías antidisturbios y no pudieron acercarse a la comitiva oficial. Putin pasó la noche en Kavuri, una zona muy lujosa de la denominada Riviera ateniense, al borde del mar y lejos del centro de la ciudad.

En la mañana de este sábado el Presidente ruso voló a Tesalónica, la segunda ciudad mas importante del país, donde fue recibido por las autoridades. La circulación de dicha ciudad se vio también paralizada unas horas hasta que fue trasladado en coche (su impresionante limusina rusa Kortezh) a la península de Jalkidikí. Desde ahí le llevó una embarcación fueraborda al Monte Athos, el estado monástico independiente dedicado a la Virgen y dónde no puede entrar mujer alguna. Fue recibido con todos los honores y su visita, la segunda en diez años, celebra los 1.000 años de presencia monástica rusa en el Monte Athos.

Tras llegar a la capital , Kariés, en un jeep blindado y rodeado de grandes medidas de seguridad, fue recibido por las autoridades monacales y por el propio Presidente de la República. Presente, el Patriarca de Moscú y toda Rusia Cirilo I y otros cuarenta obispos rusos.

Putin destacó que en el Monte Athos se desarrolla un importante trabajo «sobre fundamentos éticos y valores morales» y subrayó la importancia del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, bajo cuya autoridad se encuentra el Monte Athos, y la Iglesia Ortodoxa griega que apoyan al estado monástico y mantienen una relación estrecha con la Iglesia Ortodoxa rusa. Y se trasladó al magnífico monasterio ruso de San Panteleón.

San Pantaleón, único monasterio ruso en Grecia

Este monasterio durante siglos fue protegido por los zares y ahora lo es de nuevo por la Iglesia Ortodoxa Rusa, siendo todos sus monjes rusos. No solo tiene una larga historia monástica, sino que tiene un importante patrimonio artístico al contar con una de las mejores bibliotecas ortodoxas con manuscritos e incunables rusos y griegos. Cuenta con una gran iglesia, 35 capillas y varias células para ermitas además de otros muchos edificios auxiliares.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.