Un sacerdote prohíbe a un homosexual apadrinar a su sobrino

El Observatorio Español contra la «LGBTfobia» (en defensa del colectivo de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) ha reprobado la actitud de un sacerdote de la Iglesia de la Santa Cruz, en Écija (Sevilla), que ha prohibido a un cristiano homosexual ser padrino del bautizo de su sobrino por «vivir en pecado».

Este colectivo hace un llamamiento al Arzobispado de Sevilla para que evite esta discriminación. Para el observatorio, esta decisión supone una «discriminación flagrante» por su orientación sexual, lo cual, alertó, contradice los posicionamientos del Papa Francisco sobre el «acogimiento» de las personas homosexuales en el seno de la Iglesia Católica.

En este sentido, señaló que este episodio es un fiel reflejo de la «cruda realidad actual» de gran parte de la Iglesia, que según este colectivo sigue ignorando la modernización impulsada por el Vaticano. Para Francisco Ramírez, director del observatorio, este cura de Écija no sigue «el verdadero mensaje del Evangelio», y afirmó que su organización se pone al servicio de este hombre homosexual para que pueda beneficiarse de sus servicios jurídicos.El sindicato UGT, al que pertenece la persona a la que se ha impedido ser padrino, informó de que esta víctima de discriminación no tuvo ningún problema, sin embargo, a la hora de confirmarse en Madrid por la Iglesia Católica, un trámite que tuvo que pasar para optar a ser padrino de su sobrino. Por último, el Observatorio contra la «LGBTfobia» subrayó que humillaciones como ésta tan sólo perpetúan el sufrimiento y la discriminación del colectivo LGTB.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.