Torres dice que Doña Cristina nunca lideró ningún proyecto en Nóos

La sesión del juicio del caso Nóos de este miércoles ha empezado con la continuación de la declaración de Diego Torres. El exsocio de Iñaki Urdangarín en el Instituto Nóos compareció ya ayer martes ante el tribunal. A preguntas del fiscal Anticorrupción, Pedro Horrach, defendió la supuesta legalidad de las actuaciones llevadas a cabo por Nóos. En ese sentido, afirmó además que la Casa del Rey y Hacienda supervisaban todas sus actividades. En este punto, dijo que la acusación de que Doña Cristina era «un escudo fiscal» para Urdangarín «es absolutamente falsa». Horrach le ha preguntado este miércoles a Torres si su esposa, Ana María Tejeiro, y si la Infanta habrían liderado algún proyecto del Instituto Nóos. Torres ha dicho que ni su esposa ni Doña Cristina lideraron nunca ningún proyecto en dicha entidad.

En el inicio de la sesión de este miércoles, Torres ha aportado diversos documentos que demostrarían que el antiguo contable del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro, trabajó en uno de los primeros proyectos de la entidad, en concreto, el de los Juegos Europeos. Asimismo, Torres ha hecho varias alusiones al médico y cooperante Ignasi de Juan, que colaboró con Nóos entre 2005 y 2006. Según Torres, le despidieron porque «metió mano en la caja». Sobre De Juan también ha dicho que «miente en todo lo que dice». De Juan afirmó en su momento que abandonó Nóos de forma voluntaria y que Doña Cristina no participó ni en la gestión ni en la toma de decisiones de Nóos.

Como se esperaba, en su declaración de ayer Torres hizo referencias directas a Don Juan Carlos. En primer lugar, para señalar que el entonces asesor fiscal de Nóos, Miguel Tejeiro, se reunía con el abogado del Monarca, José Manuel Romero, para rendirle cuentas. A continuación, Torres dijo, sin que nadie le preguntase nada sobre este punto, que la empresaria Corinna Zu-Sayn Wittgenstein , amiga de Don Juan Carlos, habría propuesto a Nóos una fórmula para cobrar en el extranjero, en Londres, de forma opaca. Según Torres, Corinna habría enviado una copia de ese correo electrónico al Rey. «Decidimos en Nóos que ni de broma», afirmó.

En esa misma línea de intentar implicar a la Casa del Rey, Torres ha señalado este miércoles que en 2005 surgieron las primeras críticas en torno al Instituto Nóos, algo que habría sido comentado con el secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, que se habría «preocupado por el impacto que esas noticias tenían en la Casa del Rey». Según Torres, hubo también reuniones con el abogado del Rey para hablar de la necesidad de que Urdangarín abandonase entonces Nóos, como así hizo en 2006. Según el testimonio de Torres, en Nóos querían que el marido de Doña Cristina siguiera colaborando de algún modo con ellos. Torres y Urdangarín habrían estudiado varias posibilidades en ese sentido. Sin embargo, y siempre según la declaración ofrecida este miércoles por Torres, Romero les habría dado a ambos «instrucciones» para la creación de la Fundación Cultura, Deporte e Integración Social y también para determinar cómo debería colaborar Urdangarín en dicha entidad.

Implicó a Tejeiro

En la sesión de ayer, Torres también afirmó que no había nada irregular en los fondos de una cuenta personal suya en Luxemburgo. Posteriormente, descargó responsabilidades en su exasesor Miguel Tejeiro y cuestionó la declaración del antiguo contable, Marco Antonio Tejeiro. Con respecto al primero, dijo que no entendía por qué no se encontraba sentado en el banquillo de los acusados. «Yo creo que es un poco extraño que no esté en esta sala, porque es quien podría dar cuenta de todo ello», afirmó. Miguel Tejeiro era uno de los acusados que debía sentarse en el banquillo, pero antes del inicio del juicio Manos Limpias retiró la acusación que pesaba sobre él.

Por lo que se refiere a Marco Antonio Tejeiro, que sí es una de las 17 personas acusadas en esta causa, Torres le criticó con dureza. Cabe recordar que el antiguo contable afirmó en su declaración ante el tribunal, hace dos semanas, que el entramado de empresas creado por Torres y por Urdangarín presentaba, supuestamente, facturas falsas a Nóos para repartirse luego los beneficios al 50 por ciento. «El 95 por ciento de lo que he oído declarar es ciencia ficción», dijo ayer Torres en relación a aquella comparecencia, para añadir: «No he pagado nunca en B ni he cobrado nunca en B». En la misma línea crítica sobre la comparecencia del antiguo contable, Torres afirmó: «Es mentira absolutamente todo lo referido a eso».

Torres también defendió ayer la contratación de trabajadores llevada a cabo por Nóos y por las empresas vinculadas a esta entidad, así como los trabajos realizados para el proyecto de los Juegos Europeos previstos en Valencia, que no llegaron a celebrarse, y para el Illes Baleares Fórum, que sí se celebró. Asimismo, Torres confirmó que Urdangarín siguió asesorando a Nóos con posterioridad a haberse desvinculado teóricamente de dicha entidad en 2006.

«Si no os pago, no hay nada de que quejarse»

En su comparecencia de este miércoles, Torres ha incidido en la idea de que todo se hizo bien. «No se intentaba colar facturas ni hacer nada extraño», ha afirmado. En relación al primer Illes Balears Fórum, Torres ha indicado que desde el Gobierno autonómico les pasaron «la forma concreta de contratar». El primer convenio fue suscrito entre el Instituto Nóos, la Fundación Illesport y el Instituto Balear de Turismo (Ibatur) en julio de 2005.

Posteriormente, Torres ha afirmado que el entonces director general de Deportes, José Luis «Pepote» Ballester, le dijo que el diputado autonómico del PSOE Antoni Diéguez, entonces en la oposición, había expresado a principios de 2006 críticas en el Parlamento balear ante el convenio firmado con el Instituto Nóos. Según Torres, «Pepote» Ballester le habría dicho entonces: «Si no os pago, no hay nada de que quejarse». El entonces director general le habría dicho también a Torres que no tenía «liquidez». Torres le habría respondido a «Pepote» Ballester que Nóos tenía que cobrar, «porque si no, quebramos». A preguntas del fiscal Pedro Horrach, ha añadido que «se nos pagó finalmente», si bien también ha indicado que fue necesario pedir ayuda a Urdangarín.

Torres y Urdangarín lideraban los proyectos

Tras las elecciones autonómicas de mayo de 2007, hubo un cambio de gobierno en el Ejecutivo autonómico, que pasó a presidir el socialista Francesc Antich. Torres ha indicado que en ese momento se les comunicó que no seguirían las colaboraciones con Nóos.

Al igual que ocurrió ayer, Torres ha diferenciado lo que sería la contabilidad oficial de Nóos de la «carpeta de borradores» del antiguo contable. Horrach ha preguntado a continuación a Torres si Nóos y el resto de empresas del entramado, por ejemplo Aizoon, ocupaban el mismo espacio físico. Torres ha respondido que «no», si bien ha matizado que algunos empleados de las distintas empresas sí ocupaban en ocasiones el mismo espacio físico, por el hecho de que habrían participado en proyectos comunes.

Preguntado acerca de si él y Urdangarín lideraban los principales proyectos de Nóos, Torres ha dicho que era así, «a veces con funciones separadas y complementarias». Asimismo, ha señalado que algunos colaboradores y algunos profesionales cobraron honorarios y otros no, dependiendo de la labor que desarrollaban en Nóos. Por lo que respecta a sus propios honorarios profesionales, Torres ha afirmado: «Ni siquiera soy el que más ha facturado». Esa afirmación la ha situado en el contexto tanto de las personas actualmente acusadas como de otras que finalmente no se han sentado en el banquillo.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.