Sánchez se compromete a una moción de censura si es investido presidente

Pedro Sánchez se ha comprometido este mediodía a someterse a una moción de confianza en el Parlamento dentro de dos años si es elegido presidente del Gobierno.

Sánchez recupera así una de las iniciativas que el PSOE puso sobre la mesa en las negociaciones con Ciudadanos, Podemos e IU en la pasada legislatura.

El líder socialista ha presentado en Madrid, rodeado de todos los miembros de su «gobierno del cambio», sus compromisos de gobierno. Destaca una subida del salario mínimo en un 4% y se impedirán los recursos al Tribunal constitucional contra las «leyes sociales» de las autonomías, incluida la Generalitat catalana, como está haciendo el Ejecutivo del PP.

En rueda de prensa, Pedro Sánchez ha explicado que el gabinete de Rajoy hace «otro tipo de recortes» frenando ese gasto social, que pasan más desapercibidos.

En este sentido, el líder socialista ha defendido la presencia del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ayer, en la manifestación en Barcelona contra los recursos al TC de leyes del Ejecutivo Catalán, que acabó en una muestra de apoyo al independentismo.

Según Sánchez, «esa manifestación era a favor de los derechos sociales catalanes»; además, ha mostrado con los sindicatos y asociaciones que asistieron su compromiso de apoyar leyes como la que lucha contra la pobreza energética.

En el turno de preguntas, el candidato socialista ha defendido la honorabilidad de su antecesor Felipe González, tras hacerse público que escribió una carta al presidente de Sudán del Sur, acusado de genocidio, para recomendar a un empresario iraní del petróleo, Fandi.

«Felipe González fue el presidente que consolidó la democracia y que está defendiendo la libertad de los pesos políticos en Venezuela», añadió.

No a apoyar al PP

Por otro lado, Sánchez ha aclarado que el viernes pasado, durante la jornada con el Círculo de Economía de Cataluña en Sitges (Barcelona), él no ha habló de apoyar un gobierno del PP con una abstención del PSOE en la investidura de Rajoy.

Cuando aseguró a los empresarios que no habrá unas terceras elecciones en España, señaló este mediodía, se estaba refiriendo a que si gana las elecciónes el PSOE «ya no habrá excusa» para que Pablo Iglesias y Podemos no apoyen su investidura.

Por último, el líder socialista se refirió al informe de la Guardia Civil al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, pidiendo que el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, sea imputado en el caso Púnica.

Sánchez cree que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, no puede seguir apoyándole.

«Respeto mucho a los siete millones de españoles que votaron al PP el 20-D, pero el mejor servicio que podemos hacer a España es que ese partido pase a la oposición», concluyó.

Consulta aquí el documento completo presentado por el PSOE.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.