Rajoy abandona a Sánchez

La gran diferencia entre esta campaña electoral y la de hace seis meses radica en que ahora Mariano Rajoy ha abandonado a Pedro Sánchez a su suerte. En otoño insistió en debatir solo con él, empeñado en mantenerle como su alternativa, hasta el punto de provocar aquellos titulares apuntando que el candidato del PP parecía empeñado el salvar al del PSOE como si fuera el soldado Ryan. Ahora el líder popular pasa del socialista y solo acepta un debate en televisión en el que también participen Pablo Iglesias y Albert Rivera.

La entente cordial entre los líderes de los dos grandes partidos se estropeó cuando Sánchez aprovechó el cara a cara ante las cámaras para calificar a Rajoy de «indecente», empeoró a raíz de que se negara hasta a tomar café aquella tarde post electoral en que el inquilino de La Moncloa quiso hablar con él de pactos y quedó rota sin remedio al empeñarse el socialista en conseguir que el Rey le encargara tratar de formar Gobierno. Tres errores que en el PP consideran fatales para su futuro.

«Sánchez -opina un dirigente popular- tuvo la oportunidad de permitir que Rajoy gobernara en una frágil minoría controlada por él como líder de la oposición. Ahora va a estar obligado a permitir que el PP gobierne pero la oposición va a quedar en manos de Podemos». Una posibilidad a la que se resignan los populares, quienes, sin embargo, no quieren caer en la trampa de orientar su campaña como un mano a mano con Podemos: dejan que el frente contra Iglesias esté liderado por Sánchez y Rivera.

El candidato socialista se encuentra al borde del abismo. Todas las encuestas, incluida la encargada por el PSOE, le colocan al menos dos puntos por detrás de la coalición Podemos-Izquierda Unida; sus ataques a la coalición de izquierda radical no están surtiendo efecto y Ciudadanos, que no baja en intención de voto, no le permite expandirse por el centro.

Sus propuestas electorales, como la reciente de crear 200.000 empleos públicos, caen en el olvido tan pronto como se formulan. Lo único reseñable del paso de Pedro Sánchez por la reunión de empresarios catalanes en Sitges a la que ayer asistió Rajoy ha sido su compromiso de que no habrá unas terceras elecciones.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.