PP y Podemos tumban los presupuestos de Castilla - La Mancha

Las Cortes de Castilla-La Mancha han rechazado este viernes, con los votos a favor de PSOE y el voto en contra de PP y Podemos, los presupuestos de la Junta de Comunidades para 2017, que ascendían a 8.919,8 millones de euros, con un techo de gasto de 5.960 millones.

Tras casi 18 horas de debate, el pleno de las Cortes ha rechazado el proyecto de ley de presupuestos, que se presentó tras un acuerdo alcanzado entre PSOE y Podemos que incluía un Plan de Garantías Ciudadanas dotado con 120 millones de euros.

Emiliano García Page gobierna en minoría en Castilla-La Mancha y al no obtener los votos de Podemos no ha podido sacar adelante sus presupuestos.

«Prácticas mafiosas»

Tras el pleno, el grupo Podemos en las Cortes regionales ha denunciado que el Gobierno regional «ha actuado con prácticas antidemocráticas de estilo rayano en lo mafioso» y ha justificado su rechazo al presupuesto de la Junta para 2017 en que el Gobierno regional los ha tramitado «como si tuviera mayoría absoluta».

En conferencia de prensa tras rechazar el presupuesto de la Junta para 2017, el secretario general de Podemos en la región y vicepresidente primero de las Cortes, José García Molina, ha informado de que el Consejo de Coordinación de Podemos en Castilla-La Mancha y el grupo parlamentario, compuesto por él y por David Llorente, han decidido, en sucesivas reuniones, «por unanimidad votar en contra del presupuesto». «Quizá hoy no sea un buen día para el PSOE, pero lo es para la democracia en la región», ha opinado García Molina, que ha denunciado que el gobierno presidido por Emiliano García-Page está «en quiebra moral y ha perdido gran parte de su credibilidad política», pero ha reiterado que ello ha ocurrido «por sus propios actos, no por los de Podemos».

Tras acusar al presidente regional de estar «más pendiente de lo que pasa en Madrid» que de Castilla-La Mancha, ha denunciado que el responsable de que la comunidad autónoma no tenga presupuestos es el Ejecutivo castellanomanchego, pues ha defendido que Podemos «ha venido a cambiar la política, no a elegir entre lo malo y lo peor».

«Podemos no es una fuerza política testimonial. Cuando decimos que es una fuerza de cambio, somos sinceros y hoy nos tocaba ser coherentes», ha argumentado García Molina, que ha denunciado que el presupuesto regional eran «más de lo mismo» de la legislatura del PP y por ello, ha añadido que «si no hay un cambio real y decidido no puede haber presupuestos, es de sentido común».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.