Pablo Iglesias se reúne con Quim Torra con la financiación y los presos en la agenda

La llegada de Pablo Iglesias a Barcelona para reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha ido precedida de un despliegue de gestos y declaraciones altisonantes del líder de Podemos. Por su parte, el dirigente catalán le ha correspondido con pequeños guiños en materia de refugiados. No en vano, Iglesias recala en Barcelona con la misión de sentar las bases de la «misión distensión» que prepara Sánchez desde la Moncloa.

En las horas previas al encuentro con Torra, Iglesias ha avanzado los temas de los que departirá con el «president» y el enfoque que le transmitirá. En declaraciones a «Radiocable», el líder de Podemos ha defendido el acercamiento a Cataluña de los dirigentes independentistas presos. «Eso puede ayudar mucho a Cataluña y España», ha resaltado antes de apuntar que el presidente del Gobierno comparte su visión. «Está de acuerdo», ha remarcado.

Iglesias también se ha referido a uno de los puntos más delicados de la relación entre la Generalitat y el Gobierno central: La financiación autonómica. No en vano, según una encuesta de «La Vanguardia», un 67% de los catalanes creen que mejorar el sistema de financiación es la mejor vía para resolver el conflicto a raíz del proceso soberanista. Sobre esta cuestión, el líder de la formación morada ha apostado por abordar la reforma del sistema actual en la presente legislatura, al contrario de lo que opina Sánchez.

El encuentro entre Torra e Iglesias llega en un momento de elevada tensión institucional entre Barcelona y Madrid que quedó escenificada con el bochornoso espectáculo previo a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo de Tarragona del pasado viernes, en el que el presidente catalán amagó con plantar al Rey Don Felipe. Aunque finalmente asistió al acto, el evento quedó empañado por los desplantes y las malas formas del independentismo, que ha puesto a la Casa Real de nuevo en el blanco de sus ataques.

Con estos precedentes, el líder de Podemos llega a Barcelona con la intención de ser «útil», sin embargo, la sintonía entre ambos dirigentes parece difícil ya que hasta no hace muchos días, Iglesias calificaba las opiniones de Torra de «racistas y etnicistas». Las dudas quedarán despejadas este mediodía, cuando Iglesias comparezca para explicar los pormenores del encuentro. Como es habitual en este tipo de encuentros, no está previsto que Torra valore la reunión. Lo hará su portavoz, Elsa Artadi.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.