Nuevo fracaso en la reconquista de los 9.000

Las eléctricas toman el control del IBEX 35 tras superar a la banca como sector con mayor ponderación del selectivo

Subidas en los mercados de renta variable europeos debido al freno en las caídas de las materias primas y de las divisas de los países que producen materiales básicos, a la vista, quizás, de los esfuerzos de China por apuntalar su divisa: para frenar la salida de capitales y la presión sobre el yuan, la autoridad monetaria del gigante asiático compró divisas en el mercado de Hong Kong. Además, los indicadores de la Bolsa china lograron terminar la jornada ligeramente en positivo, con avances de alrededor de medio punto porcentual, aunque la japonesa se hundió casi un 3%.

En todo caso, esos avances con que cerró la Bolsa europea pudieron haber sido mayores. Porque el fundamento en que se basaba el rebote se vino abajo pronto. El petróleo, tras una incursión en los números verdes, se volvió a venir abajo. El precio del Brent, que lograba a eso de las tres de la tarde superar, y con creces, el nivel de los 32 dólares, volvía a caer, y al cierre de la sesión europea, se dejaba un 2%, para perder la cota de los 31 dólares. El que sí lograba mantener las subidas era el barril de West Texas, que subía cerca de un punto porcentual cerca de la hora del cierre de la Bolsa europea, hasta los 31,71 dólares. Durante la sesión saltaban rumores respecto a la posibilidad de que la OPEP convocara una cumbre para atajar las caídas del oro negro. 

El Ibex-35 comenzaba la sesión a la baja. Llegó incluso a tentar en los primeros momentos de la sesión el nivel de los 8.800 puntos, pero a partir de las diez y media de la mañana comenzó a coger fuerza para superar la cota de los 9.000. Como ha ocurrido en algunas de las últimas jornadas, el indicador fue incapaz de mantenerse sobre esa cota. El indicador dio un último cambio en los 8.915,4 puntos, lo que supone una subida del 0,33%. El selectivo español intentó ayer recuperar los 9.000 puntos que había perdido el pasado viernes. Fracasó. Y hoy también. Además, al Ibex-35 le ganaron muchos índices del Viejo Continente. El PSI-20 de Lisboa encabezó los ascensos, con una revalorización del 1,75%. a continuación, el Dax alemán, que ganó un 1,63%. El Cac 40 francés ganó un 1,53%. El Ftse Mib de Milán también fue capaz de anotarse más de un punto porcentual, mientras que la subida del Ftste 100 británico se quedó a las puertas del 1%. 

En el selectivo español, Indra encabezó los ascensos, con una revalorización del 5,15%. Después se colocó el Sabadell, con un repunte del 4,94%. Después, Dia e Inditex, con ganancias de un 2,81% y de un 2,28%, respectivamente. Gamesa se anotó casi dos puntos porcentuales. Santander, Mapfre y Mediaset fueron los otros valores que ganaron más de un punto porcentual. Entre los "blue chips", subidas también para BBVA, que ganó un 0,39%, mientras que Telefónica avanzó un 0,20%. 

En negativo, ArcelorMittal y Acerinox fueron los que más cayeron, con pérdidas de un 4,28% y de un 3,84%, respectivamente. Después, Endesa, que perdió un 1,92%. Repsol y Sacyr cayeron un 1,43% y un 1,15%, respectivamente. CaixaBank, Iberdrola, ACS y el Popular completaron la lista de valores en rojo con descensos de menos de un punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Natra y Reig Jofre fueron los valores más rentables, con ganancias de más de un 8%. En negativo, el peor fue Applus, que se dejó un 6,66%, seguido de Tubacex, que perdió un 4,44%. Estos dos valores fueron los dos únicos que se comportaron peor que ArcelorMittal. 

La subida de las Bolsas no frenó la entrada de dinero en el mercado de renta fija, aunque el movimiento no fue indiscriminado: el rendimiento de los bonos alemanes bajó desde el 0,55% hasta el 0,53%, mientras que el de los franceses cayó desde el 0,93% hasta el 0,92%. También se redujo la rentabilidad de los bonos americanos: desde el 2,18% hasta el 2,14%. Aunque subieron los intereses de los bonos españoles (desde el 1,82% hasta el 1,83%) y de los italianos. El dinero, por tanto, parece que fue sobre todo a la deuda más segura, en detrimento de la periférica, cuya prima de riesgo se amplió (la de España, desde los 127 hasta los 130 puntos básicos).

En el mercado de divisas, el euro bajó algo más de un 0,25% con lo que el tipo de cambio se fue hasta el nivel de 1,0823 unidades. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.