Mapfre busca recuperarse tras los huracanes

Los títulos de la aseguradora no pasan por su mejor momento. Los desastres naturales han provocado que modere sus expectativas sobre el cumplimiento de los objetivos para el periodo 2016-2018.

irma huracan 630

Los títulos de la aseguradora no pasan por su mejor momento. Los desastres naturales han provocado que modere sus expectativas sobre el cumplimiento de los objetivos para el periodo 2016-2018.

Los últimos desastres naturales ocurridos en Norteamérica y el Caribe han provocado que Mapfre haya tenido que hacer una revisión de su plan estratégico. Ha estimado un coste neto de entre 150 y 200 millones de euros sobre su resultado debido al impacto de los huracanes Harvey, Irma y María, así como por los terremotos que tuvieron lugar los pasados 8 y 18 de septiembre en Chiapas y Puebla, en México.

Para obtener estas estimaciones preliminares, la compañía ha valorado los impactos de estos siniestros sobre la cartera de riesgos aceptados en reaseguro por Mapfre RE y Mapfre Global Risks, así como el negocio asegurador de Mapfre en Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y México.

En consecuencia, la aseguradora moderará sus expectativas de cumplimiento de los objetivos para el periodo 2016-2018 anunciados el pasado marzo, que eran una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 11 por ciento y un ratio combinado medio de un 96 por ciento.

No obstante, Mapfre ha afirmado en un hecho relevante remitido a la CNMV que su «política de gestión de riesgos contempla la ocurrencia de eventos de intensidad incluso superiores a los registrados». 

Afirman que sus protecciones son «adecuadas para cubrir las reclamaciones que se puedan producir derivadas de estos eventos». Además, la aseguradora mantiene una protección adicional vigente para eventos catastróficos en el resto del año 2017. Este supone que, de producirse nuevos sucesos excepcionales durante el resto del ejercicio, tendrían un impacto adicional menor.

LOS ANALISTAS HABLAN

El departamento de análisis de Bankinter recomienda vender y le da un precio objetivo de 2,77 euros por acción por el impacto de los huracanes y el incumplimiento de objetivos para 2018. Según Bankinter, estas pérdidas representan entre el 18,7 por ciento y el 20 por ciento del beneficio neto por acción. «La cotización está descontando el impacto de estos desastres naturales en las cuentas de Mapfre y desde el 1 de septiembre ha recortado un 9,79 por ciento», afirma la misma fuente, que considera que el goteo a la baja puede seguir en las próximas sesiones. 

Por otra parte, desde JP Morgan han pasado de neutral a infraponderar y le dan un precio objetivo de 2,80 euros por la recuperación más lenta de lo pronosticado en Estado Unidos, las pérdidas y el aumento de los costos de reaseguros en el futuro y por el «limitado potencial al alza del precio objetivo». El analista de XTB Manuel Pinto considera que la compañía en las últimas semanas ha estado metida en una espiral de corrección y que sigue perdiendo niveles de soporte. Afirma que ya existían dudas antes de los terremotos y que éstos solo han hecho que se agrave la situación. Dicha tendencia bajista comenzó en mayo, cuando estaba en su máximo anual, en los 3,5 euros por acción. Además, los tipos de interés tan bajos siguen siendo un lastre para las aseguradoras. 

Aún así, el analista de XTB destaca la mejora de la situación económica y la estabilidad en Brasil, uno de los principales mercados en los que opera la aseguradora. No obstante, alerta que de perder el soporte de los 2,3 euros, es muy probable que las acciones caigan hasta los 2 euros. Pinto se muestra cauto, no cree que ahora sea el momento de salirse del valor. 

«Hay que ver lo que va haciendo el mercado, porque todo va al son del Ibex». Si el parqué tira hacia arriba, las compañías tendrán un impulso alcista, recalca el analista. Otro factor al que no hay que perder de vista es la decisión que tomará el BCE el próximo 26 de octubre y ver si hay un desvío de la renta variable a la renta fija, asegura. También la depreciación del euro puede dar estabilidad al valor. 

BALANCE POSITIVO DEL VALOR DESDE LA PARTE FUNDAMENTAL

Por otra parte, Nagore Díez, de Norbolsa afirma que por valor y negocio Mapfre no se encuentra en un mal momento. Además, subraya que hay que tener en cuenta que la aseguradora está expuesta a países emergentes, donde el uso del seguro está muy por debajo de lo que sería la media de los países avanzados.
También destaca que un escenario con tipos más altos ayudaría bastante al valor. Díez achaca, en parte, la caída de las acciones a los vaivenes del mercado. «No discrimina, está cargando contra todos», asegura, a la vez que agrega que la incertidumbre catalana tampoco ayuda a ningún valor. Aún así, Nagore Díez destaca que desde el punto de vista fundamente del negocio el balance de Mapfre es positivo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.